in

15 cosas que debes evitar a toda cosa en la decoración de tu casa

Cuando se trata de escoger los muebles y la decoración de nuestra casa, el gusto es solo una cuestión de opiniones. Lo que a unos puede parecer elegante, a otros simplemente les parece simple y aburrido. Por tanto, lo ideal es que nuestra casa esté decorada en función de nuestros gustos y sea el lugar en el que nos encontramos cómodos.

Aunque no existen unos patrones universales para la decoración de interiores, hay algunos errores que casi todo el mundo comente tarde o temprano. Es por ello que hemos creado esta lista con los 15 más frecuentes, para que puedas evitarlos y disfrutar de tu casa aún más. Toma nota:

Iluminación

Una sola lámpara colgando del techo en una habitación es posible que dé luz suficiente a la estancia, pero no dará mucho ambiente. Prueba a poner alguna lámpara de pie o de mesa para crear un ambiente más íntimo, y usar las de techo solo cuando las necesites.

Jabón para lavar los platos

Hoy en día la gente pone mucho énfasis en la decoración de cocinas y baños. Es por eso que las botellas y envases de plástico para el jabón están fuera de lugar en estos espacios.

En lugar de dejar los dispensadores de jabón de plástico en las encimeras, prueba con algún diseño agradable que responda a la decoración de tu cocina o baño. Y no te olvides de cuidar también el detalle de los paños de cocina, los cuales deberían combinar también con los colores y la decoración.

Estantes desordenados

Una colección de libros siempre da un ambiente especial a cualquier espacio, pero cuando están desordenados y apilados de cualquier modo el efecto se pierde rápidamente. Así que si tenéis una colección de libros que queráis exhibir, hacedlo en una estantería agradable y donde tengan cabida.

Otra opción es simplemente deshacerse de los libros por completo. Si no estás interesado en crear tu propia biblioteca privada, ¿por qué no regalas tus viejos libros a alguien que realmente esté interesado?

Color de las paredes

Los colores de las paredes dicen mucho de las estancias de una casa, así que asegúrate de elegir los más acordes teniendo en cuenta factores tales como el tiempo. Si vives en una zona fría, los colores cálidos harán más acogedora tu vivienda, pudiendo incluso mejorar tu estado de ánimo.

Ausencia de estructuras

Es cierto que estamos asistiendo a una tendencia de estancias abiertas que aúnan, por ejemplo, la sala de estar, cocina y comedor en una misma estancia. Esto está muy bien para conseguir una mayor amplitud, pero aunque las aperturas hagan el espacio mucho más agradable esto también puede conducir a una falta de estructuras a la hora de amueblar un espacio.

En estos casos, es bueno tratar de crear zonas con muebles y jugando con la decoración para tratar de crear distinción entre las diferentes áreas. Lo creáis o no, unas cuantas alfombras y un par de lámparas pueden hacer maravillas.

Falta de proporción










Una habitación puede reflejar falta de proporción cuando el tamaño y la cantidad de muebles no coinciden con sus dimensiones. Una habitación muy grande con solo una pocas piezas de mobiliario puede dar sensación de vacuidad, mientras que una habitación de pequeñas dimensiones que incluya una mesa de comedor puede resultar claustrofóbica.

Así pues, hay que tratar de disponer los muebles de una estancia para que podamos caminar libremente por ella, pero lo justo para no tener que caminar 30 metros hasta la próxima opción de estar.

Demasiados estilos

Incluso las habitaciones más organizadas pueden parecer desordenadas, cuando hay demasiados estilos y colores que compiten por captar la atención. Trata de elegir un estilo y un color dominante por habitación, y solo añadir cosas que lo complementen de forma sutil.

Sala de exposiciones

Para evitar el choque de estilos, mucha gente copia las tendencias de las revistas, catálogos y tiendas de decoración. Esto puede parecer una buena idea pero, si lo pensáis, en estos casos no estamos dejando que nuestra personalidad  brille por ningún sitio. Esto, a la larga, puede terminar haciendo que no nos sintamos satisfechos con la decoración.

La decoración de un hogar no tiene que estar lista en un par de tardes. Hay que tomarse el tiempo necesario para ir decorando los espacios poco a poco, una pieza o dos cada vez. Esto hará que el resultado final os parezca más interesante y satisfactorio. 

Nuestras necesidades

La decoración no solo debe reflejar nuestro estilo personal, sino también las necesidades. Si rara vez tenéis comidas multitudinarias en casa, es probable que no necesitéis una mesa de comedor gigantesca, mientras que a lo mejor lo que necesitas es un sofá oscuro porque tus hijos aún están conociendo los colores y adentrándose en el mundo de los lápices de colores y las pinturas.

Antes de añadir algo nuevo en vuestra casa, pensad en lo que deseáis, por qué, y si realmente lo necesitas.

Contra la pared

Es la cosa más común, pero no hay una regla que diga que tenga que ser de esta manera. Normalmente ponemos nuestros muebles contra las paredes, dejando espacio para movernos libremente. Esto es bueno, aunque también separar zonas con muebles y sofás también puede ayudar a dar sensación de espacio.

Adornos

Puede parecer una cuestión menor, pero la colocación de adornos tales como jarrones con flores en números impares pueden marcar una gran diferencia. Pruébalo: haz un arreglo de tres adornos juntos. Ahora quita uno. ¿Cuál se ve mejor?

Cuadros

Los cuadros no deben colgarse solos en una pared grande. La colocación de cuadros en pequeños grupos -sobre todo cuando estos son pequeños- pueden reportar un efecto más agradable. La organización de cuatros en estanterías, aparadores y mesitas auxiliares también pueden ayudar a crear montajes llamativos.

Dormitorio

Si vuestro hogar es grande, no tenéis por qué tener el dilema que voy a plantearos a continuación. 

Normalmente solemos utilizar la habitación más grande para crear nuestro dormitorio principal. Sin embargo, si lo pensamos bien, la mayoría no necesitamos mucho más allá de una cama, un armario y un par de mesitas de noche. Además, la mayor parte del tiempo que pasamos allí, lo hacemos dormidos.

Por ello, os animo a usar el dormitorio de invitados como dormitorio principal y aprovechar la habitación más grande para otras cosas.

Pasillo

Prestamos mucha atención a las salas de estar, puesto que es donde más tiempo pasamos, tendiendo a olvidar el pasillo y el recibidor. 

En lugar de de usar este espacio únicamente para colgar nuestros abrigos y dejar nuestros zapatos, hay que asegurarse de que la entrada a nuestra casa está bien organizada y desprende atractivo. Recuerda: este es el primer lugar que la gente ve cuando te visitan, por lo que si te gusta causar buena impresión deberías tenerlo en cuenta.

Las pequeñas cosas

Todos los días pasamos por delante de pequeños desperfectos en nuestras casas: pomos desgastados, arañazos y desconchones en las paredes, un interruptor de la luz que no funciona, etc. 

La postergación de estas pequeñas reparaciones a menudo pueden conducir a problemas más grandes, y una vez que se suman podría resultarnos una tarea imposible. Es por ello que debemos cuidar de cada pequeño detalle y reparar estas pequeñas cosas lo antes posible. Te alegrarás de haberlo hecho.

Aunque al principio calificábamos estos consejos como “errores”, al final es vuestra casa y solo vosotros decidís cómo debe verse. Pero si no estás satisfecho con la decoración de la misma, estos consejos podrían resultarte bastante útiles. Recuerda que con un poco de imaginación y esfuerzo, puedes convertir tu hogar en un sitio capaz de provocarte una sonrisa cada vez que cruces la puerta.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote