16 cosas que parecen comestibles pero que en realidad no lo son

Publicado 29 septiembre, 2022 por redaccion
PUBLICIDAD

Crear empaques o productos con apariencia de comida es algo bastante usual en los diferentes mercados, además de su forma familiar resultan muy atractivos para el público por lo que es más fácil vender lo que se quiere.

Dicen por ahí, que «de la vista nace el amor», pues eso aplica cuando quieres comprar algo y no te decides, algo parecido sucede con la relación que tiene nuestro cerebro con la comida, en ocasiones -muy continuamente-, cuando tenemos hambre la menta nos juega sucio y es posible que comencemos a confundir una cosa con otra que no tienen relación alguna.

Pues intencionalmente o no, los siguientes productos parecen copia exacta de diferentes tipos de alimentos que han engañado a más de uno por parecerse tanto a algo comestible.

1. Resulta que también hay pasta de goma pero no es recomendable consumirla.

2. Los cubos parecen de gelatina pero tienen un ligero sabor a plástico.

3. Un  trozo de salmón con sabor a carro.

4. «Esa oreo no se come, es de decoración».

5. Es difícil creer que este no es mantequilla de maní.

6. Para algunas personas estos minerales parecen pedazos de jamón.

 7. La resina epoxi para madera se ve exactamente como un helado.

8. «Encontré un pedazo de pan en la orilla del mar»

9. Mukaite de piedra, cualquiera diría que es un delicioso chocolate.

10. Alguien olvidó unas rebanadas de queso amarillo en el piso.

11. El perro estaba empolvado con nieve y se convirtió en un beignet.

12.  Pan con mantequilla (la base es una esponja).

13. «Cuando lavo mis esponjas de maquillaje, parece una mezcla de varias frutas»

14. ¿Hoja de espuma o salami? A primera vista, lo confundiría con cualquier cosa.

15. Definitivamente son fideos instantáneos.

16. Este pegamento parece un pudín delicioso de chocolate.

 

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...