in

16 profesores que nos habría encantado que nos dieran clase

Existen muchas profesiones que son puramente vocacionales. La de ser profesor es, sin duda una de ellas. Cuando alguien decide tomar el camino de la docencia está haciendo mucho más que elegir un oficio. También está preparándose para desempeñar un papel en las vidas de cientos de jóvenes durante sus años académicos.

Ser profesor es un trabajo duro. No es solo llegar a clase durante unas horas y explicar la lección del día. Los buenos maestros se implican con sus alumnos para conseguir sacar lo mejor de ellos. No es fácil pero los mejores maestros lo hacen cada día, porque realmente aman esta profesión.

A continuación os vamos a presentar 16 docentes fantásticos. Cualquiera de ellos podría llevarse el premio a profesor del año y se lo habría ganado a pulso.

Una de sus estudiantes tuvo que llevar a su hijo a clase porque no encontraba una niñera. A este profesor no solo le pareció bien si no que además, se encargó de calmar al pequeño cuanto se puso a llorar.

La pregunta que más se suele escuchar en una clase de secundaria suele ser “¿esto entrará en el examen?”. La camiseta de este profesor no deja lugar a dudas “Todo lo que digo entra en el examen”

Esta profesora se inclina para explicar las dudas con todas las ganas del mundo. Aunque su alumna no parece estar divirtiéndose demasiado

Esta profesora de historia disfruta enormemente dando sus clases. En esta ocasión tocaba hablar sobre Egipto. ¿Os imagináis lo divertido que debe ser dar clase de música o de química con este maestro?

“El tiempo está pasando ¿No?” con esta frase un profesor anima a sus alumnos a que no se preocupen tanto del reloj durante los exámenes

Explicar ciertos términos de una manera comprensible puede ser complicado. Esta profesora a decidido que la mejor forma de que sus alumnos nunca olviden la definición de líquido, es apoyándose de la foto de un gato y su capacidad para adaptarse a cualquier forma










Este profesor dibuja todos los días alguna escena como la de la imagen. Cada obra de arte es distinta y nunca se repite. Es la manera que tiene de mantener siempre inspirados a sus alumnos

Resolver los problemas con los medios de los cuales dispones. Esa es la lección que quiso dar este profesor y parece que lo consiguió

Este profesor prometió disfrazarse de Scooby Doo y llevar champán a clase si sus alumnos conseguían buenas calificaciones. Parece que esa promesa fue todo lo que los muchachos necesitaron para aplicarse

En lugar de regañar al alumno por dormirse en casa, este profesor se hizo una foto así de divertida. Por supuesto luego se la pasó al susodicho bello durmiente

Esta profesora consiguió que su clase fuera mucho más interesante cuando apareció con un gatito debajo del brazo. El pequeño felino se encontraba abandonado cerca de la escuela y esta mujer decidió que le iba a dar un nuevo hogar

Este profesor decidió tomarse con un poco de humor la degradación de Plutón de planeta a planetoide

El bigote de este profesor nos indica que su especialidad son las matemáticas. Efectivamente es el símbolo de pi (π) y de este modo conseguirá que ninguno de sus alumnos se olvide jamás de él

Puede que la ciencia y la magia sean 2 campos totalmente opuestos, pero este profesor de física los auna de una forma divertida. Mientras se encuentra preparando algún tipo de experimento no duda en colocarse su gorro de hechicero

El ultimo día de escuela esta profesora llegó a clase con un vestido blanco. Su intención era que, al final del día, sus alumnos plasmasen sus dotes artísticas en él

“Queridos estudiantes, Se cuando estáis mandando mensajes de teléfono en clase. En serio, nadie mira a su entrepierna y se empieza a reír”.Con este mensaje el profesor dejó claro que el también había sido alumno y se las sabe todas

What do you think?

0 points
Upvote Downvote