in

18 alimentos que no debes guardar nunca en la nevera

Los cambios de hábitos y la globalización han permitido disponer de una amplia variedad de alimentos, de distintos orígenes y culturas, que a menudo no sabemos muy bien cómo conservar. Para colmo y por el camino, hemos olvidado cual es la mejor manera de disfrutar de todo el sabor y la textura de los nuestros.

Parte de la culpa la tiene el modelo de “compra mensual” y la paquetería individual, que nos ha obligado a utilizar la nevera en demasía, con el objetivo de no echar a perder la enormes cantidades de comida que hemos comprado.

La realidad es que hay alimentos que no deben someterse nunca a bajas temperaturas, y que sorprendentemente, terminan escondidos en los rincones de nuestra nevera. Descúbrelos todos a continuación.

shutterstock_204615085

Aguacate

comida nevera 6

La mejor manera de acabar con un aguacate duro, insípido e insulso en tus ensaladas, es introducirlo en la nevera. Mejor consérvalo en un lugar fresco y oscuro.

Piña

comida nevera 7

Las bajas temperaturas anulan las enzimas que les permiten madurar, favoreciendo únicamente aquellas que pudren las células, obteniendo una textura pastosa.

Plátanos

comida nevera 8

Al igual que la piña, los plátanos no se llevan bien con el frío, aunque no afecta tanto a su sabor como a su apariencia, haciendo que palidezcan antes y su cascará se vuelva negra.

Tomate

comida nevera 4

El frío daña el interior del fruto y convierte su pulpa en una pasta insípida y pastosa. Se recomienda conservarlos en un lugar fresco, a temperatura ambiente.

En caso de meterlos en la nevera por error, o porque el calor extremo del erano lo requiera, dejarlos fuera de la nevera un día antes de consumirlos, ya que de esta forma algo de sabor recuperan.

Frutos veraniegos

comida nevera 5










Aunque no sufren tanto como los tomates, el frío causa una importante merma de sabor y textura en todo tipo de frutos veraniegos, como son el melocotón, la ciruela, el melón, el albaricoque y las verduras como las berenjenas, calabacines, pimientos.

Siempre que sean piezas enteras, y no estén abiertas, su conservación debe realizarse fuera del frigorífico. Para ello es mejor comprarlos en pequeñas cantidades para asegurarnos que no se estropeen.

Ajos, cebollas y patatas

comida nevera 9

Si, sé lo que pensais, ¿quién va a meter estos ingredientes en la nevera? Pues siento decíroslo, pero demasiada gente. La baja temperatura cambia el sabor de estas hortalizas, especialmente de la patata que transforma su almidón en azúcar.

La mejor manera de conservar ajos, cebollas y patatas, es una bolsa opaca y transpirable en un lugar totalmente oscuro.

Bollería y pan de molde

comida nevera 10

Por alguna razón desconocida muchas personas guardan el pan de molde en la nevera, así como algunos tipos de bollería con chocolate, pensando que así permanecerán frescos y blandos durante más tiempo.

Todo lo contrario, el frío provoca que el pan y la bollería envejezcan más rápido que en una panera, que es la mejor forma para guardarlos. Si se necesita almacenar durante más de un día, la congelación y segundo horneado es mejor que la nevera. Aunque bien es cierto que el pan de molde -o pan blanco- guardado en la nevera, a pesar de perder su textura, prolonga su conservación evitando la aparición de moho.

Quesos curados y semicurados

comida nevera 11

Nada mejor para que nuestro queso manchego tenga un sabor mediocre que la nevera. Para una óptima conservación mejor un lugar fresco, envuelto en papel. También puede pincelarse con una gota de aceite, para evitar que se reseque.

Jamón Serrano

comida nevera 12

Víctima habitual de nuestras neveras, el jamón serrano pierde toda su gracia y salero al pasar por el frigorífico, convirtiéndose en un vulgar trocito de carne en salazón.

Piensa de nuevo por qué las patas de jamón se conservan al aire en lugares frescos.

Chocolate y bombones

comida nevera 13

¿Te has fijado dónde se colocan en los supermercados? Efectivamente, las grandes superficies no meten el chocolate en refrigeradores porque el frío cambia su composición y textura. Con el paso del tiempo, una especie de mancha blanquecina saldrá por toda su superficie. Así que a partir de ahora, recuerda que el chocolate solo necesita de una temperatura fresca para mantener todo su sabor y ahora.

Miel

comida nevera 14

La mermelada debe guardarse en la nevera, no así la miel, ya que puede cristalizarse y perder su textura melosa. Su cantidad de azúcar es suficiente para que se mantenga fresca, por lo que lo mejor es un bote bien cerrado en algún armario oscuro.

Hierbas aromáticas

comida nevera 15

Albahaca, perejil y demás hierbas aromáticas se pondrán mustias y perderán la fragancia en la nevera. Lo mejor, introducirlas en un vaso con agua como si fueran flores.

Café

comida nevera 16

El café se lleva falta con el calor, y por ello muchos entendidos han optado por conservarlo en la nevera. ¡Error!

El café tiene un gran poder de absorción de otros olores, por lo que en la nevera, cualquier otro alimento puede contaminarlo.

Además el aroma del café es muy volátil y tanto el frío como el calor acaban con él. La mejor manera de guardarlo, tanto molido como en grano, es un lugar fresco, alejado de las fuentes de calor de otros electrodomésticos, y a ser posible en un frasco hermético.

Latas de conservas

comida nevera 17

Menos las anchoas en semi-coserva, las latas de conserva como mejillones, atún, maíz, etc. fuera de la nevera, a no ser que estén abiertas. En cuyo caso es mejor cambiar los alimentos a un nuevo recipiente de plástico o cristal, y entonces si, guardar en el frigorífico.

Encurtidos

comida nevera 18

Los encurtidos se conservan gracias al vinagre presente en su composición, y no necesitan refrigerarse, incluso si ya se han abierto solo necesitan continuar en remojo. Si deseas comerlos fresquitos, en ese caso si, la puerta de la nevera es su lugar.

Aceite y vinagre

comida nevera 21

El aceite se solidificará a bajas temperaturas, y aunque sus propiedades no cambian solo nos hará perder el tiempo. El vinagre tampoco necesita frío para mantenerse, sino que este podría influir en su sabor al entrar al contacto con otro alimentos.

Los disparates

comida nevera 19

Frutos secos, harinas, legumbres, pasta, sal, azúcar, comida deshidratada, cereales y especias, forman parte del disparate gastronómico más serio que puede haber, pues estos alimentos se conservan naturalmente bien en lugares secos.

No os sorprendáis, que hay muchas personas que conservan las barritas de cereales y chocolate en la nevera.

Y por último, la cerveza siempre de pie.

comida nevera 20

La cerveza puede almacenarse en la nevera pero nunca tumbada. La razón es que, una vez abierta (en España comercializamos litronas con tapón de rosca), la cantidad de superficie expuesta al aire es mayor tumbada, que de pie. Razón por la que se oxida, estropea y pierde el gas antes, si se guarda en esta posición.

Entonces, ¿tiro la nevera?

Obviamente no. La nevera resulta fantástica para conservar muchos otros alimentos y frutas. Incluso algunas de esta lista, una vez ya abiertas.

Sin embargo, como indica científico Harold McGee, el frío para los procesos de maduración de las frutas y verduras, mientras que prosigue con los de putrefacción. Además de cambiar textura, consistencia y sabor.

Nos quejamos de que los tomates no saben como los de antes, que la comida ha perdido su toque, que el jamón y el queso ya no son como los de tu abuelo, pero es que todos esos alimentos no se conservaban a tan baja temperatura hace 50 años.

Como decíamos parte de la culpa la tiene el modelo de compra en grandes cantidades, que nos obliga a conservar en la nevera los alimentos porque compramos más de lo que podemos comer en un corto espacio de tiempo. De nuevo, recuperar la compra diaria y los productos locales, devolverán la salud a nuestro bolsillo y el sabor a nuestros platos.

 

Fuente: cocinillas.es

What do you think?

0 points
Upvote Downvote