18 signos que usa tu bebé para comunicarse contigo cuando aún no sabe hablar

Publicado 13 junio, 2019 por Ángel Rincón
PUBLICIDAD

Una de las etapas más maravillosas en la vida es ser padre, y aunque esta una de las pruebas más grandes que te puedes encontrar, desde La voz del muro te aseguramos que siempre estará llena de alegría, aprendizaje, crecimiento (tuyo también) y mucho amor.

Es a partir de ese momento cuando recurrimos a los libros, a internet, a los médicos y demás profesionales, que mes a mes controlan el desarrollo de nuestro pequeño.

Sin embargo y sin importar cuánto nos hayamos preparado, existe algo que puede desconcertar a cualquier padre primerizo: el llanto. Sólo la experiencia nos enseñará a tratar con él.

¿Y por qué la experiencia?

La respuesta es sencilla y lógica: al igual que los adultos, los bebés también tienen su propio «lenguaje».

Por esa razón, es importante que aprendamos a reconocerlo para comprender lo que trata de expresar nuestro pequeño.

Entonces, ¿por qué llora nuestro bebé? Partamos de un hecho, todos los bebés lloran y no hay nada que discutir aquí. Y aunque unos lo hacen menos que otros, la razón por la que lo hacen es la misma para todos, están comunicándose y así es como lo hacen:

Comunicándose con el llanto

bebé llorando

Todos los bebés son diferentes y cada uno puede llorar por cosas diferentes. Con su llanto básicamente están tratando de expresar:

  • Hambre: Si descubres que el pañal de tu bebé pesa y antes o después de cambiarlo éste empieza a llorar, lo más probable es que quiera ser alimentado. También puedes orientarte controlando el tiempo transcurrido desde la última vez que tu bebé comió.
  • Cansancio: Si tu bebé empieza a ignorar sus juguetes y disminuye su actividad física mientras frota sus ojos, y estos están «vidriosos», es momento de una siesta.
  • Frustración: Si mientras tu bebé se encuentra concentrado tratando de agarrar algo con sus manos o acercar algún juguete, y de repente da un grito y empieza a llorar, es probable que se haya sentido frustrado. Esto es normal y pasa constantemente mientras desarrolla su motricidad para controlarlo tal y como él quiere.
  • Aburrimiento: Si tu bebé ya ha sido alimentado, bañado y ha tomado una siesta pero continúa inquieto, es porque seguramente está aburrido de lo que está haciendo.
  • Soledad: Si después de dejar a tu bebé dormido en su cuna este empieza a quejarse y a llorar levemente, probablemente quiere que lo acompañes o lo vuelvas a tomar en tus brazos mientras alcanza el sueño profundo.
  • Dolor: Si tu bebé tiene espasmos del llanto y este es agudo y brusco, es porque algo le está causando dolor. Si después de revisarlo minuciosamente no encuentras alguna señal lo mejor es que acudas o su pediatra.

Comunicándose por los sonidos

Los bebés no solo se comunican por el llanto, también lo hacen mediante sonidos.

En sus primeros meses de vida los recién nacidos inician una etapa denominada adquisición del lenguaje. En este periodo, los bebés desarrollan un sistema de sonidos previos al llanto y este conjunto se ha denominado el Método Dunstan de Lenguaje Natal, el cual se considera universal para todos los bebés en sus primeros tres meses de vida.

El Método Dunstan ha clasificado cinco sonidos reflejo hechos por los recién nacidos, los cuales hacen parte de su primer forma de comunicarse. A continuación los sonidos y su posible significado:

  • Neh o né: El pequeño hará este sonido si siente hambre o quiere leche materna.
  • Ou o au: Con este sonido el bebé quiere expresar su cansancio o ganas de dormir.
  • Je: El bebé con este sonido está manifestando una incomodidad, tal vez por su pañal, el calor, etc.
  • Ieirj o eairh: Este sonido será hecho por el bebé cuando tiene gases en su cuerpo, posiblemente causados por la digestión de la leche.
  • Ej o ehj: El pequeño hará este sonido para tratar de expulsar un gas por su boca.

Comunicándose por el lenguaje corporal

babé agarrando sus orejas

Aunque los recién nacidos tienen poco control sobre las partes que conforman su pequeño cuerpo, existen algunos movimientos comunes que pueden interpretarse como reacciones frente a ciertos estímulos o sensaciones.

Este es el listado de movimientos y la razón por la cual el bebé podría estar haciéndolos:

  • Patear: Alegría y excitación.
  • Arquear la espalda: Incomodidad o dolor.
  • Cabecear: Irritación o molestia.
  • Agarrar sus orejas: Curiosidad por su orejas, molestia en sus oídos o dentición.
  • Cerrar los puños: Hambre o estrés.
  • Flexionar las rodillas: Movimientos digestivos, gases o estreñimiento.
  • Mover los brazos: Reacción al ambiente cuando aparecen ruidos o luces fuertes repentinamente.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.