in

19 divertidos despistes que le sucedieron a mujeres embarazadas

El embarazo es un momento único y de celebración para la mujer. Que duda cabe que la llegada de un nuevo miembro a la familia es motivo de gozo y alegría.

Pero el periodo de gestación también tiene unos efectos secundarios en el cuerpo femenino que no son especialmente agradables. El aumento de la torpeza y los despistes son solo 2 de ellos. Aunque son algo totalmente normal en el embarazo, no dejan de ser frustrantes en un momento tan delicado.

Los cambios hormonales son los causantes de que la concentración, la memoria incluso la capacidad motora se vea mermada en mayor o menor grado. Esto da lugar a situaciones disparatadas que seguro reconocéis todas aquellas que habéis sido madre.

A continuación os relatamos 19 divertidos despistes que sufrieron durante su embarazo sendas mujeres y lo compartieron por Facebook. Unas anécdotas que ahora vemos como divertidas, pero que en su momento, llenaron de frustración a las protagonistas. 

Cierra Shelton: “Llegué a casa y pensé que tenía que comprobar el contestador automático. Entonces me quedé en la cocina tratando de recordar donde se encontraba el contestador. Después de un rato me acordé de que hace más de 12 años que no tengo contestador”.

Brittany Wade Ratliff: “No podía hacer funcionar el microondas. Pulsaba el botón de inicio pero no se encendía. Cuando empecé a llorar mi marido se acercó, cerró la puerta del microondas y empezó a funcionar”.

Ariel Simon: “Estaba haciendo el registro en el trabajo cuando pasé un billete de 20$ por el lector de tarjetas de crédito. Entonces me quedé mirando y preguntándome ¿por qué no funciona?”.

Alexis Morales: “Le hice un sandwich a mi marido por la mañana. A la hora del almuerzo me mandó una foto del sandwich totalmente vacío. Solo había puesto las 2 rebanadas de pan”.

Kari Davis Roberts: “Llené mi coche de gasolina y me marché. Poco después un coche de policía me dio el alto. En ese momento me di cuenta que llevaba el dinero del repostaje en la mano. El policía fue lo suficientemente amable como para llevar él mismo el dinero a la gasolinera”. 

Mustlovego: “Trate de abrir la puerta de mi apartamento con el botón del mando a distancia del coche. También marqué un número de teléfono en el microondas”.










Lynsey Van Nevel: “Trate de enviarle un mensaje de texto a mi gato diciendo que le echaba de menos. Empecé a llorar cuando descubrí que Crookshanks (el gato) no estaba en mi lista de contactos”.

Samimimarie: “Le pregunté a mi hermana cuanto podría costar una tarjeta regalo de 50$”.

Erin Hicks: “Nunca le he contado esto a nadie de mi familia. Me corté un trozo de queso cheddar, a continuación guardé el queso en el cajón de los cuchillos y el cuchillo en el cajón del queso, en la nevera. Dejé el plato con la loncha de queso y acompañado de unas galletitas saladas en el fregadero. Salí de la cocina y me senté en el sofá olvidando completamente la razón por la que me había levantado”.

Erin Hicks: “Dejé el mando a distancia de la tv en el congelador… 2 veces. Estuvo perdido durante días en cada ocasión”

Hintofsuspense: “Estaba rellenando los formularios para el hospital y olvidé completamente la edad que tenía. No era capaz de recordar el año que nací ni el día. Afortunadamente mi médico me llamó y pude preguntarle mi edad”.

Eleanorpaigec: “Fui al baño e intenté tirar de la cadena accionando una y otra vez el interruptor de la luz. Me empecé a quejar al ver que no funcionaba. Estuve intentándolo unos 5 minutos”. 

Paigev4243cd8e7: Se me olvidó por completo la palabra “nariz” y tuve que llamarla “lo que hay entre los ojos”.

Jesicaac435311b61: “No podía recordar la palabra mano y lo estuve llamando “pie del brazo” durante horas”.

Atello12: “Estaba tratando de cocinar unos huevos fritos pero no pasaba nada. Finalmente me di cuenta de que la cocina no estaba encendida. Había estado mirando los huevos crudos durante 10 minutos”.

Emilyfarringtons: “En el momento de dar a la luz tenía  7 botes de mantequilla de cacahuete en la despensa porque, cuando iba a hacer la compra, nunca recordaba si teníamos. Cuando llegué a casa con un bote y vi los 7 anteriores me puse a llorar. Estaba convencida de que estaba perdiendo la cabeza”.

Sarahluiz619: “Solía poner jabón de manos en vez de detergente en el lavavajillas. Esta foto es el resultado”.

Eva Dunlop: “Estaba tratando de tomar mis vitaminas prenatales, pero en lugar de verter el bote de pastillas en mi mano, vertí la botella de agua. Estuve llorando durante 10 minutos”.

Shama-Jade Balcarres: “Tenía un hijo de 9 meses la segunda vez que me quedé embarazada. Un día un amigo vino a visitarme y me preguntó donde estaba mi pequeño. Me puse como loca buscándolo por toda la planta baja, revolviendo cojines y juguetes pero no lo encontraba. Me puse a llorar porque había perdido a mi hijo, hasta que mi amigo subió a la planta de arriba y lo encontró. Estaba en su cuna durmiendo, por lo visto lo había acostado hacía un rato pero no me acordaba”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote