20 obras de arte que no están en museos y deberían estarlo

Publicado 24 mayo, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
PUBLICIDAD

Ya lo decía Ortega y Gasset, «Se olvida que es condición del arte su parcialidad«. Es decir, es innato del arte ser juzgado, ya sea para bien o para mal.

Sin embargo, no podemos comparar pintores y artistas de distintas épocas o corrientes. No es posible decir que un pintor es mejor que otro, cuando cada uno se dedica a una cosa diferente; cuando cada uno tiene un estilo propio dentro de un contexto geográfico, histórico y cultural distinto.

Hoy, sin embargo, vamos a compartir con vosotros una serie de obras que, a pesar de no estar en ningún museo y no gozar de críticas de arte de postín, merecen ser admiradas. Pinturas, esculturas, manualidades y ¿por qué no?, algunos de los mejores obras creadas digitalmente. Comencemos:

«Mamá», David Kassan, óleo sobre tabla, 2013

«ClipArt», Clips sobre panel, 2019

Tallado, Mori Kono, madera de cedro, 2017

«Hubo un tiempo», Richard Savoie, óleo sobre lienzo, 2015

«Calle lluviosa», acrílico sobre lienzo, 2019

«Armenia», Alla Mingaleva, digital, 2018

«Feliz cumpleaños Dalí», Artush Voskanyan, digital, 2019

«Retrato», digital, 2020

“PBJ & Jar of Milk (pink & gold)”, óleo, 2020

«Un silencio momentáneo», digital, 2020

«Estado de vigilancia», Beeple., digital, 2020

«Viaje de brujas», Woonyoung Jung, digital, 2016

«Calamar», Monjes Alyssa, óleo sobre lienzo, 2019

«Gloss», Arthur Henri, digital, 2020

«Breezy», pastel, 2019

«Bolsa de naranjas», Conor Walton, pintura al óleo, 2015

«Pulpo», pintura al óleo, 2020

«Fin del juego», Microsoft Paint

«Niña, flores y baile», David Dubnitskiy, fotografía, 2015

«Multimillonario», digital, 2020

Billionaire , Me, Digital, 2020 from r/Art

Como veis, incluso los diseños digitales se están haciendo un hueco en el mundo del arte. Asimismo, el hiperrealismo de algunas de las pinturas que acabamos de ver es sobrecogedor, pues parecen auténticas fotografías. Y sin embargo, la única fotografía de la lista, «Niña, flores y baile», parece una obra pictórica.

Así pues, una vez más queda de manifiesto que la grandiosidad del arte es una cuestión meramente subjetiva y que a veces no hace falta acudir a un museo para ser testigos de mayúsculos talentos.

Si os gusta el arte, os recomendamos que le echéis un vistazo al trabajo de Zulf, el pintor londinense que realiza una combinación perfecta entre dos únicos elementos: pastel y carbón.

¿Y cuáles pensáis que fueron los cuadros más caros jamás vendidos? En esta lista enumeramos, uno a uno, las obras pictóricas más caras y os contamos toda su historia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.