in

25 fotografías que retratan la curiosa forma de celebrar la Pascua en Rusia

La Pascua es una fiesta cristiana que se celebra el domingo siguiente a la luna llena de primavera. Este factor hace que sea una celebración sin fecha exacta y cada año cae en día del mes distinto entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Esta fiesta celebra la resurrección de Jesucristo. Dependiendo del país las celebraciones varían ligeramente, una de las más curiosas se da en Rusia; y es que allí es costumbre ir al cementerio a comer, beber y jugar a estrellar huevos.

Esta tradición no está muy bien vista por la Iglesia católica ortodoxa rusa, pero la mayoría de la gente la lleva a cabo independientemente de que pertenezca a su religión o no.

El fotógrafo Alexander Chekmenev hizo una recopilación de fotos de esta tradición. Sus imágenes fueron tomadas desde 1994 hasta 2013. Aquí os traemos una recopilación de su trabajo.

En Pascua muchos rusos van al cementerio a comer, beber y hacer algunos juegos

Esta tradición empezó a coger fuerza en la antigua Unión Soviética

La gente iban al cementerio ya que creían que si era el día de la resurrección de Jesucristo, también podían resucitar sus familiares

Al final se convirtió en una tradición y al estado le parecía bien que sus ciudadanos no fuesen a la iglesia a celebrarlo y convirtiesen una fiesta cristiana en algo pagano 

La iglesia ortodoxa ha intentado luchar contra esta tradición, pero no parece que vaya a desaparecer

Familias enteras se reúnen cerca de las tumbas de sus familiares










Juegan a estrellar un huevo contra otro a ver a quien se le rompe y a quien no

No es raro que se les vaya la mano con el alcohol y veamos escenas como esta

También es tradición preparar kulich y comérselo allí mismo

El kulich es una especie de panetone que se cocina en estas festividades

Es una auténtica fiesta

Algunos se llevan sus instrumentos e improvisan un concierto en medio de todas las familias

La Pascua ortodoxa a veces coincide en el mismo día con la pascua católica y a veces no

Esto se debe a que los católicos, a la hora de fijar la fecha, se guían por el calendario gregoriano y los ortodoxos por el juliano, que tiene 11 días de diferencia

Ningún miembro de la familia se queda en casa

Después de unos cuantos vasos de Vodka, algunos duermen donde pillan

Abrazos entre familiares y muestras de cariño es la norma

La iglesia ortodoxa quiere eliminar esta tradición en favor de ir a la iglesia a celebrar la pascua

Pero no es fácil cambiar las costumbres de la gente

Para ellos ir a comer al cementerio es una cosa de lo más normal

Aunque haga mal tiempo y llueva, no faltan a su cita anual

Cueste lo que cueste

Los más jóvenes se maquillan para la ocasión

Una vez se acaba el día, cada uno vuelve a sus quehaceres diarios

El año siguiente volverán al cementerio a celebrar de nuevo esta curiosa tradición

What do you think?

0 points
Upvote Downvote