in

25 imágenes que muestran lo que puede ocurrir cuando pierdes de vista a los niños por un instante

Niños. Esos dulces angelitos que inundan nuestras vidas de risas, amor y cariño. No obstante, también son artífices de las travesuras más memorables, de esas que a los adultos, por el hecho de serlo, ni tan siquiera se nos pasarían por la cabeza. Pero lo mejor de todo es que la mayoría de ellos no son conscientes de que están haciendo algo mal. Esto hace que sean aún más adorables y que, reconozcámoslo, a veces nos sintamos incapaces de enfadarnos con ellos.

Seguro que muchos de estos padres perdieron a sus hijos de vista por un momento, el tiempo justo para retirar la comida del fuego o para hacer una rápida visita al baño. Sin embargo, por muy poco que fuera, estos pequeños tuvieron tiempo más que suficiente para hacer de las suyas: 

“Mira mamá, ahora tenemos un dálmata multicolor”

Creo que la película de El Gato con Botas hizo mella en alguien…

“No te enfades, mamá. Por lo menos las galletas no se han quemado”

¡Qué dolor!

“Puf, llevo un colocón de mermelada de frambuesa… Mañana seguro que me levanto con resaca…”

“Solo quería quitarlas para limpiar…”










Un recordatorio de por qué no debemos dejarles solos con el perro

“De mayor quiero dedicarme al bodypainting” 

“Con todo mi cariño, para mamá y papá”

“Mamaaaá, Hannah no quiere tomar el té conmigo!”

“Yo llegué primero. Así aprenderás quién manda aquí”

Alguien va a tener que ir aprendiendo a pasar la aspiradora…

“Creo que me he confundido de bañera…”

Alguien necesita un baño urgentemente

“Mira mami, ahora el inodoro se ve mucho más lindo”

Quizá estemos ante una genuina artista en potencia

Aunque hay obras de arte realmente dolorosas, literalmente…

…mientras que otras son tremendamente divertidas

Pero, fuera como fuere, nunca dejéis a los niños y al perro en una habitación donde haya pinturas a mano…

… o, directamente, no les dejéis solos nunca

Pero hay que ver cuánto nos hacen reír

Cuando nos los encontramos de este modo…

… o de este otro…

Si es que son tan adorables que hasta el miembro peludo de la familia lo sabe

¿Quieres contarnos alguna de las travesuras de tus hijos? ¿o quizá confesar alguna tuya de cuando eras pequeño/a? Cuéntanoslas en los comentarios y partámonos de risa.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote