Puede que de un tiempo a esta parte te estés machacando en el gimnasio con tal de lucir la famosa tableta de chocolate. Nada. Y es que por muy apasionado del fitness y el ejercicio que seas, son cosas dispares que necesariamente no van de la mano.

Si te has propuesto marcar tus abdominales, te estás entrenando para ello y no consigues ver logros, puede que estés haciendo mal alguna de estas tres cosas, las cuales conviene tener muy en cuenta de aquí a tus próximos entrenamientos:

No estás comiendo bien

Un gran porcentaje de lograr este objetivo debe forjarse en la cocina. Sin una dieta equilibrada y adecuada para ello, jamás conseguirás ver tu tableta de chocolate. El abdomen definido aparecerá cuando tu porcentaje de grasa corporal se encuentre entre un 12 y un 15%, valores que varían dependiendo de la persona. 

¿Cómo se consigue eso? Con una alimentación equilibrada y reduciendo tus calorías en 300-500. Y por supuesto, evitando el azúcar, el alcohol y otras calorías bebibles, así como las comidas procesadas y ricas en grasa.

No estás entrenando bien

Pixabay

No basta con 35 minutos de cardio y 100 abdominales después; hay que variar el entrenamiento diario. Esto es porque debes implicar a más músculos para que crezcan y se desarrollen, contando con los abdominales, por supuesto.

Deberías centrarte en trabajar tantos músculos como puedas, y el entrenamiento con pesas es ideal para ello. Para quemar la grasa sobrante deberás realizar entrenamientos cortos, así como sesiones de cardio de alta intensidad. 

En definitiva, la clave reside en combinar y añadir variedad a tu rutina de entrenamiento.

No descansas lo suficiente

Lo creas o no, no por entrenar más a menudo harás que tu tableta aparezca antes. Resulta que el descanso es tan importante como el propio entrenamiento. Ten en cuenta que los músculos necesitan tiempo para regenerarse y crecer. Además, un descanso adecuado resulta esencial para una recuperación óptima.

Si no estabas haciendo alguna o, en el peor de los casos, ninguna de estas cosas bien, implántalas en tu rutina y verás como empezarás a notar los cambios pronto. Recuerda que puedes conseguir todo aquello que te propongas con un trabajo duro y constante, y que a veces las pequeñas cosas como estas pueden suponer una gran diferencia.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://www.telegraph.co.uk/health-fitness/body/six-reasons-why-you-cant-see-your-six-pack/