4 casas de ensueño que son del siglo pero que no han pasado de moda

Publicado 14 febrero, 2020 por Vanessa P.
casas-siglo-pasado
PUBLICIDAD

Todo tiene precio en esta vida, menos soñar. Soñar, de momento, sigue siendo gratis… ¿Y quién no ha soñado alguna vez con vivir en lugar increíble? Todos hemos fantaseado en algún momento de nuestras vidas con vivir en una casa espectacular, algunos todavía seguimos haciéndolo, a falta de que nuestra economía personal nos permita materializar nuestras ilusiones. A continuación, presentamos cuatro casas de ensueño que se encuentran repartidas por lugares de todo el mundo, desde Japón hasta Estados Unidos, pasando por España.

¿Te gustaría vivir en alguna de estas casas de ensueño?

casas de ensueño japón

ADX – Casa de ensueño en Japón

Quizás estas ideas diseñadas por grandes arquitectos te sirvan de inspiración para seguir soñando, o quizás puedas utilizarlas para aplicarlas en tu propio hogar de alguna manera. Sea como fuere, esperamos que sepas apreciar la singularidad de estas casas de ensueño y la arquitectura en general.

La Casa del Desierto, diseñada por Jim Jennings (Palm Springs, Estados Unidos)

En un lugar privilegiado en el que la vegetación nativa luce intacta, el arquitecto Jim Jennings diseñó «La casa del desierto» (Desert House). Para Jennings, originario de San Francisco, la casa es un muro de hormigón de dos metros y medio de altura que sostiene una estructura de acero que funciona a modo de techo. Dentro, encierra dos patios.

A diferencia del modelo tradicional de postes y vigas, donde las extensiones de vidrio difuminan el límite entre el edificio y el paisaje, esta casa es un recinto amurallado que marca el edificio como algo dotado de volumen y masa.

La casa Graham, diseñada por Arthur Erikson y Geoffrey Massey (West Vancouver, Canadá)

casa de madera sobre acantilado










Arthur Erickson

La casa Graham es una construcción diseñada en 1962 por Arthur Erickson y Geoffrey Massey. Fue construida en un acantilado de roca de West Vancouver, Canadá. El acantilado cae a más de doce metros de altura sobre el nivel del mar, lo que supone un terreno muy complicado como para construir allí una casa.

La solución que encontraron los arquitectos a este problema fue crear una casa con varios pisos que descendieran la pendiente a través de diferentes niveles. La base de la composición fue la idea formal de acumular vigas flotantes, las cuales resguardan las principales áreas de la casa.

Las diferentes partes del edificio van descendiendo por el terraplén a lo largo de cuatro pisos. Cada área se abre hacia una terraza en la azotea, sobre las estancias inferiores de la casa. De esta forma, la luz solar entra en la casa y se proporcionan unas vistas de escándalo.

Rokakudo, una casa en Itsuura diseñada por ADX (Kitaibaraki-shi, Japón)

Rokakudo es un refugio de madera hexagonal con vistas al mar de Itsuura, en la prefectura de Ibairaki, Japón. La historia del proyecto comenzó con la planificación para hacer pleno uso de un terreno montañoso que el dueño de la casa, un pescador de la zona, había heredado de un antepasado. También se empezó a diseñar la apariencia general de la casa.

Para aprovechar bien el terreno, los arquitectos de ADX idearon un edificio con forma de «v» y preservaron los árboles presentes en lo que les fue posible. La casa fue construida con madera y vidrio, y después de terminar el proyecto se plantaron 60 árboles en la zona para devolver a  la naturaleza lo que habían tomado prestado.

Las dos alas de la casa concentran los principales entornos de vida del hogar. En primer lugar, organizaron las columnas y las rejillas laterales con regularidad, y embutieron distintos bloques de madera entre ellas de forma diagonal, usando una pared de madera como marco de refuerzo. Después, instalaron ventanas y toldos a través de los que entra suavemente la luz. El propietario de la casa quedó encantado.

La Casa del Acantilado: una residencia privada diseñada por GilBartolomé (Salobreña, España)

La Casa del Acantilado es una residencia privada diseñada por los arquitectos madrileños GilBartolomé y construida en Salobreña. Los propietarios de la casa, una familia joven, poseían un terreno en una colina empinada de Granada y por ello diseñar un hogar acogedor que pudiera erigirse allí era todo un desafío.

El edificio fue construido con características inusuales, lo más notable es su techo de tejas de zinc ondulado, hecho con un sistema de encofrado manual y una malla metálica deformable eficiente. En total, la casa posee 2.400 metros cuadrados de espacio repartidos en dos pisos diferentes.

Debido a su inclinación de 42 grados, la casa está en parte incrustada en la colina, como si fuera una cueva con aspecto de dragón. Esto ayuda a que la temperatura de su interior se mantenga regular y cómoda durante todo el año, rozando más concretamente los 20ºC.

En el interior, se ha maximizado el espacio creando varios niveles. Los muebles de resina y fibra de vidrio que lo decoran fueron diseñados en exclusiva para la casa. En el exterior, se puede encontrar una piscina que cuenta con vistas al Mediterráneo, al igual que los balcones de los tres dormitorios de la casa.

¿Cuál de estas casas de ensueño es tu favorita?

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.