in

5 acertijos de lógica que pondrán en jaque a tu cerebro

Aquí os dejo unos cuantos enigmas de lógica para que entrenéis vuestro cerebro. No son nada fáciles, así que tendréis que estrujaros al máximo. Vamos allá:

Los reos y los sombreros

Cuatro prisioneros tienen la oportunidad de quedar libres de la cárcel si adivinan el color del sombrero que llevan puesto, el cual no se les tiene permitido ver. Tampoco se les permite comunicarse entre ellos y, además, solo pueden mirar hacia el frente.

Todos los reos saben que hay 4 sombreros, 2 de cada color y también saben cómo está colocado cada prisionero. 

Sabiendo esto, ¿qué prisionero crees que acertará el color de su sombrero en primer lugar y, por tanto, se librará de la cárcel?

Solución: 

La respuesta es el número 2, porque ve el sombrero negro del número 3 y si su sombrero fuese negro, el número 1 habría visto 2 negros y sabría que el suyo es blanco, pero como no dice nada sabe que es porque ve uno blando y uno negro, por lo que el suyo es blanco

La bruja y el príncipe

Un apuesto príncipe está buscando por todas partes a su verdadero amor. Cuando el verano llegaba a su fin, se topó con la cabaña de una vieja bruja. Agotado, el príncipe preguntó si podía quedarse solo por una noche. La bruja accedió y se mostró bastante hospitalaria con el príncipe, al que ofreció una cama, agua y comida.

A la mañana siguiente, antes de que el príncipe se marchara, la bruja le hizo un regalo. “Un día”, comenzó a decir, “encontrarás tu paso bloqueado por un ancho río, el cual no tiene puente. Por tanto, no tendréis más remedio que nadar hasta la otra orilla. Por suerte, gracias a esta túnica mágica que te doy no te ahogarás”. El príncipe le dio las gracias y volvió a su misión. 

Cien días y cien noches pasaron hasta que el príncipe se topó con el río del que la bruja le había hablado. Al final resultó que el príncipe fue capaz de cruzarlo sin necesidad de usar la túnica mágica. ¿Puedes explicar por qué?

Solución:

Como os dije al principio, el encuentro entre la bruja y el príncipe se produjo a finales de verano. 100 días después, cuando el príncipe encontró el río, era invierno y el río estaba congelado, por lo que pudo cruzar fácilmente a la otra orilla caminando a través de sus aguas congeladas.










Atropello y fuga

Una oscura noche, un coche se dio a la fuga tras atropellar a un peatón en una calle estrecha. Un oficial de policía que se encontraba en la escena del crimen, dijo que el choche se movía muy rápido. 6 personas presenciaron el accidente, pero sus testimonios eran contradictorios.

  • El primer testigo dijo que vio a un hombre conduciendo un coche azul
  • El segundo dijo que los faros del coche estaban apagados cuando el choche iba a toda velocidad. 
  • El tercero afirmó que el coche no iba tan rápido y que pudo fijarse en la matrícula. 
  • El cuarto testificó que el coche era un Toyota y que llevaba las luces apagadas.
  • El quinto dijo que la conductora era una mujer y que el coche no tenía matrícula.
  • El sexto afirmó que el coche era un Ford de color gris.

Por suerte, el conductor fue detenido junto con el vehículo, pero se reveló que solo uno de los 6 testigos dio un informe de los hechos completamente veraz. Todos los demás dijeron una parte de cierta y otra falsa. Sabiendo esto, contesta a las siguientes preguntas:

¿Cuál era la marcha del coche? ¿De qué color era? ¿Iba rápido o lento? ¿Llevaba matrícula? ¿Llevaba los faros encendidos o apagados? ¿El conductor era un hombre o una mujer?

Solución:

El vehículo era un Ford azul con placas de matrícula, conducido por una mujer con los faros apagados y a toda velocidad. Dado que comenzamos sabiendo que el coche se movía muy rápido gracias al policía y que cada testigo decía una verdad y una mentira, a excepción de uno, se puede sacar fácilmente descartando. 

El enigma de las tuercas

Un conductor estaba cambiando un neumático, cuando sus cuatro tuercas cayeron a una alcantarilla. Era prácticamente imposible recuperarlas, por lo que el hombre temía que fuera a quedarse tirado bastante tiempo en aquella cuneta. 

Sin embargo, un niño que pasó a su lado con una bicicleta le dio la solución y el hombre fue capaz de poner el neumático nuevo y conducir seguro hasta la gasolinera más cercana. ¿Podríais adivinar qué fue lo que le dijo en niño?

Solución:

El niño le dijo que podía coger prestado una tuerca de cada rueda del coche y utilizarlas para apretar en nuevo neumático. De este modo, el conductor pudo llegar a la gasolinera con tres tuercas en cada rueda.

El granjero y las jaulas

Un granjero tiene 3 grandes jaulas donde guarda sus conejos. Una está pintada de rojo, otra de amarillo y la tercera de verde. En la jaula verde hay 2 veces más conejos que en la amarilla. 

Un día de la jaula de la izquierda sacan 5 conejos para dejarlos salir un rato, y la mitad de los conejos restantes son movidos a la jaula roja. ¿De qué color era la jaula de la izquierda?

Solución:

La jaula era amarilla. El acertijo menciona que en la jaula verde había 2 veces más conejos que en la amarilla, lo cual significa que en la jaula verde había un número par de conejos. Después de que de la jaula izquierda sacaran 5 conejos, también quedó un número par de animales adentro, ya que la cantidad se podía dividir entre dos. Esto significa que antes de haber sacado los 5 conejos de la jaula misteriosa, había un número impar de ellos. Por lo tanto, la jaula no es verde ni roja.

¿Cuántos habéis sido capaces de adivinar sin mirar la solución?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote