in

5 grandes mujeres que fueron ignoradas por razones absurdas y sexistas

Ciencia, arte, matemáticas… Las mujeres y sus contribuciones han sido frecuentemente ignoradas a lo largo de la historia por culpa del sexismo y la misoginia.  Pongámosle remedio con este pequeño homenaje.

Barbara McClintock revolucionó la genética pero nadie le reconoció el mérito hasta que un hombre confirmó sus resultados 

Barbara McClintock descubrió que los cromosomas pueden romperse y repararse a sí mismos pero que este proceso a menudo provocaba una mutación. A pesar de tan sorprendente descubrimiento la Universidad de Missouri no solo no reconoció el mérito sino que la apartó de las reuniones de departamento con esta afirmación sexista.

“Lo sentimos, pero el jefe de bomberos dijo que demasiadas vaginas en la sala de reuniones son un peligro para la seguridad”.

Sabiendo que no lograría progresar en semejante ambiente, abandonó su puesto para trabajar en el centro de investigación Cold Spring Harbor de la Fundación Carnegie de Nueva York. Allí hizo otro gran descubrimiento: el entrecruzamiento cromosómico.

Los genetistas pensaban que los genes se transmitían de forma inmutable de padres a hijos, pero en 1948, Barbará demostró que dos cromosomas podían intercambiar parte de sus genes  aumentando así la variación genética.

A pesar de sus esfuerzos, libros y publicaciones, Barbara volvió a ser ignorada por la comunidad científica, lo que le obligó a cambiar de disciplina científica. En 1962, una serie de científicos con pene llegaron a la misma conclusión y sus resultados fueron al fin aceptados. En 1983, Barbara fue galardonada con el Premio Nobel por estos descubrimientos.

Margaret Keane y sus niños de ojos grandes

Durante la década de los 60 los cuadros de niños de ojos grandes del pintor Walter Keane causaban furor en las galerías de arte de todo el mundo. Todos querían tener uno de sus cuadros pero lo cierto es que él no había pintado ninguno. La verdadera autora había sido su mujer Margaret Keane. 

Margaret firmaba sus cuadros con el apellido y Walter, que era un habilidoso comerciante de arte, supo ver la oportunidad. Comenzó a vender los cuadros como propios argumentando que la gente los aceptaría mejor si creían que el autor era un hombre. Estaba en lo cierto y ganó millones en el proceso. 

Tras 10 años de abuso familiar y profesional, Margaret obtuvo el divorcio cortando el suministro de cuadros y desvelando la verdad. Walter lo negó todo pero Margaret le desafió a pintar un cuadro en un lugar público. Su marido rehusó y continuó desmintiendo las acusaciones. 

Margaret se vio obligada a llevar el caso a los tribunales, reconociendo que Walter había amenazado con matarla y asesinar a su hijo. Allí, en la sala, pintó uno de sus cuadros en menos de 53 minutos, mientras su marido trataba de convencer al juez de que una lesión le impedía coger el pincel. 










margaretkeane.com

Los tribunales fallaron a su favor, se reconoció su autoría y se condenó a Walter a pagar 4 millones de $ en compensación. 

Artemisia Gentileschi la pintora olvidada

El mundo del arte fue durante mucho tiempo territorio masculino y la historia de Artemisia Gentileschi es prueba de ello. A pesar de ser una de las mejores pintoras de su tiempo – siglo XVI- con grandes obras de claro oscuro y corte caravagesco, su historia personal enturbió su talento y obra.

Autorretrato / wikipedia.org

Hija del pintor Orazio Gentileschi, Artemisia demostró mucho talento a edad temprana, corrigiendo obras de su padre y produciendo las suyas propias. Todo iba más o menos bien hasta que un amigo de su padre, Agostino Tassi, la violó y luego trató de cortejarla retroactivamente. 

Cuando su padre descubrió la verdad denunció ante la justicia a Tassi, quien se dedicó a mancillar la reputación de la joven. Dijo de ella que era un súcubo insaciable y llamó a cientos de testigos que afirmaban haber mantenido relaciones con ella. Por si la violación, los insultos y mentiras fueran poco, durante el juicio se le sometió a pruebas ginecológicas y tortura para probar su honestidad.

Susana y los viejos, Colección Schönborn, Pommersfelden / wikipedia.org

El caso se convirtió en un auténtico esperpento y su reputación quedó dañada para siempre. Se trasladó a Nápoles donde siguió pintando sin causar ningún suceso. Los asaltos sexuales a jóvenes y obras de mujeres fuertes y dominantes como Judit, fueron un tema recurrente en su obra. 

Judit decapitando a Holofernes (1614-20) / wikipedia.org

No fue hasta 1916 que el maestro de la crítica italiana,  Roberto Longhi, reconoció con algo de misoginia su talento, colocándola de nuevo en los libros de historia. 


“Artemisia Gestileschi fue la única mujer en Italia que alguna vez supo algo sobre pintura, colorido, empaste y otros fundamentos” dijo el crítico de ella.  


Rosalind Franklin: pionera en investigación sobre ADN acusada de robo

Rosalind Franklin fue una gran pionera e investigadora en biología, cuyo mayor logro fue descubrir la estructura del ADN, algo que no le fue reconocido hasta después de su muerte. 

En 1951, Rosalind Franklin trabajó en el Kings College de Londres, una institución poco amigable con las mujeres de la época. Allí, formó equipo con el doctor Maurice Wilkins, quien siempre la trató como una ayudante y no un colega -para eso hacía falta tener testículos-. Durante el transcurso de sus investigaciones Rosalind logró fotografiar con rayos X la estructura de ADN.

Los doctores Watson y Crick, que en aquel momento estudiaban también la forma del ADN, recibieron la fotografía de Rosalind de manos de Wilkins incorporándola a sus hallazgos, sin otorgarle el mérito. Solo se la mencionó -con mucha condescendencia- como si no fuera nada relevante.

Más de 25 años después de aquel entuerto, la comunidad aceptó su logro y reconoció su contribución directa al modelo de ADN, algo por lo que sus colegas recibieron el premio Nobel en 1962. A ella nunca se le entregó este premio y aunque recibió otros, nunca le fueron concedidos en vida. 

La gran inteligencia de Emilie du Chatelet

Emilie du Chatelet, nacida en 1706, fue una aristócrata francesa que para desgracia de su madre poseía una gran inteligencia, y lo que era peor aún, estaba dispuesta a utilizarla. Esto hizo que su madre la metiese en un convento pero, por fortuna, su padre acudió al rescate, reconociendo y alentando su talento. 

Gracias a él, Emilie, logró estudiar ciencia y conocer a notables investigadores de la época. Su nivel era muy avanzado e incluso tradujo oficialmente al francés Principia Mathematica de Isac Newton , algo antes imposible debido a la dificultad de la obra.

No muchos hombres lograban estar a su altura o evitar sentirse amenazados por su gran inteligencia, pero la suerte quiso que coincidiera con Voltaire. Ambos se enamoraron y mantuvieron un romance además de realizar varias colaboraciones. Sin embargo, siempre quedó a su sombra por el simple hecho de ser mujer.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote