5 partes del cuerpo en las que no es recomendable hacerse un tatuaje

Publicado 12 mayo, 2020 por Vanessa P.
tatuajes-prohibidos
PUBLICIDAD

Hay muchos factores que pueden hacer que un tatuaje se estropee, aunque lo que más les afecta es la luz del sol. Si los expones al sol con frecuencia sin usar protección, los colores de tu tatuaje comenzarán a difuminarse, como si fueran un dibujo sobre una tela coloreada.

Toda aquella superficie de color que está expuesta al sol tiende a blanquearse rápidamente, pero los tatuajes no solo se estropean por ese motivo. Curar los tatuajes recién hechos con productos inadecuados también puede provocar que el color no se mantenga o que el tatuaje acabe teniendo una apariencia desagradable. Además, la zona del cuerpo en la que elegimos tatuarnos también afecta. Es mejor no tatuarnos en las zonas en las que la piel reciba más daños ni donde sea complicado que penetre la tinta.

Según los expertos de TatooAholic, deberías intentar no tatuarte en las siguientes partes del cuerpo y, si lo haces, tener especial cuidado de hidratar y proteger los tatuajes recién hechos y también con el paso del tiempo.

Brazos

Los brazos son una de las partes del cuerpo en las que más nos da el sol, además de la cara. Aunque sea un lugar que nos permite enseñar nuestros tatuajes con frecuencia, tenemos que tener cuidado con la luz solar sobre todo en verano. y protegernos bien de ella. De manera inevitable, los tatuajes que te hagas en los brazos sufrirán más que aquellos que te hagas en partes más escondidas, sobre todo si te los haces en la parte externa del brazo, que tiende a oscurecerse más que la interna.

Codos

Los codos son una parte muy complicada de tatuar y además es muy dificil que la tinta se adhiera bien a la piel de esa zona. La piel del codo es muy gruesa, suele estar muy seca, y tiene arrugas y un tacto que facilita que la tinta termine eliminándose de la piel. Además, el codo, al formar parte de la cara exterior del brazo, está continuamente expuesto a la luz del sol y también sufre por la fricción o ciertas posturas que tomamos continuamente.

Pies

Los pies suelen ser una zona del cuerpo que no cuidamos demasiado, y que además está en contacto constantemente con los calcetines, los zapatos y el suelo. Los tatuajes hechos en los dedos y a los lados del pie terminan desapareciendo con la fricción. Además, la piel del los pies tiende a resecarse y endurecerse, lo que hace que los tatuajes parezcan antiguos y descuidados. Es muy importante hidratar los pies bien para poder mantener los tatuajes de los pies en buen estado.

Cara

Es menos frecuente tatuarse en la cara, si bien es cierto que en los últimos años se ha convertido en una tendencia entre personas que tienen una estética marcada. Un tatuaje en la cara solo ofrece una garantía de 2-3 años, no más. La cara está expuesta continuamente a la luz del sol, así que para que un tatuaje en esta parte del cuerpo dure en buen estado, es importante protegerse con cremas solares a diario. Sea cual sea la parte de la cara que te tatúes, con el tiempo notarás que el tatuaje va desapareciendo así que terminarás teniendo que eliminarlo o repasarlo.

Manos

Como la cara, e incluso más que los brazos, las manos están expuestas continuamente a la luz del sol. Además, al igual que los codos, la piel de las manos tiene tactos muy diferentes entre sí, arrugas y zonas de piel más gruesas que otras. También hay que tener en cuenta que las manos están a diario en contacto con el agua, los productos de limpieza y todos los objetos que tocamos, y todo esto puede dañar a los tatuajes. La tinta no lucirá brillante ni colorida sobre todo en los dedos, y entre los dedos es probable que termine yéndose en cuanto el tatuaje cure.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.