in

6 primeros auxilios que nunca te enseñaron: cómo ayudar a personas que sufren enfermedad mental

El dolor físico es fácil de tratar. Cualquiera puede aplicar un vendaje en una lesión leve, una tirita en un corte o hielo en un chichón. Incluso las lesiones serias pueden ser tratadas de forma fulminante en el hospital. Sin embargo, las enfermedades mentales son otra cosa. No admiten vendajes y ni siquiera los profesionales pueden resolver el problema en una sola sesión. 

Por si fuera poco, existe un gran tabú social en torno a la enfermedad mental y los trastornos psicológicos, lo que complica aún más su tratamiento. Afortunadamente existen varias cosas que podemos hacer para apoyar a las personas que la sufren.

1. Inicia una conversación 

No contribuyas jamás a aumentar su aislamiento y habla con ellos. Mantén conversaciones tranquilas que les permita desconectar de sus problemas. No te preocupes si no son muy participativos, tal vez no hablen mucho pero seguro que valoran tu esfuerzo y atención.

2. No hagas comentarios simplistas

La enfermedad mental es un problema serio que no tiene que ver con el autocontrol. Muchas personas suelen dar instrucciones del tipo: “domínate, cálmate, anímate, solo levántate y haz… verás que puedes…”

Suena bien pero no es cierto. No es tan fácil. Seguro que nunca le dirías a una persona con las piernas rotas: “levántate y solo camina, verás que puedes…”. ¿Verdad? Trata de comprender su problema y empatiza antes e hablar. 

3. Escucha con atención

Cuando converses no trates de comprender solo lo qué dice, sino también, cómo lo expresa. Si algo te suena irracional, no trates de oponerte y no propongas soluciones de forma precipitada. Solo escucha con atención y pregunta acerca de sus necesidades para encontrar una forma de ayudar. 

4. Ayuda con los problemas cotidianos

La depresión y otros problemas de salud mental suelen interferir con tareas simples y cotidianas, tales como el pago de facturas, el cuidado de mascotas o la elaboración de un menú diario. Colaborar en estas tareas puede ser de gran ayuda, pues todas estas cosas pueden derivar en graves problemas sociales y de salud. 

5. Ofrece tu apoyo

Las personas con enfermedad mental suelen tener dificultades para visitar por primera vez a su médico de cabecera. Ofrecer tu apoyo, dar seguridad y ayuda para poner el problema en manos de profesionales puede marcar la diferencia.

6. Mantén contacto habitual 

De nada sirve hacer estas cosas un solo día o una semana. Superar una  enfermedad mental no es fácil e, incluso con la ayuda de profesionales, puede alargarse en tiempo. Da soporte en el tiempo y todo será más fácil y rápido. 

En una sociedad cada vez más propensa a sufrir enfermedad mental, saber cómo tratar con ella y ayudar a quien la sufre puede ser de gran ayuda. Tu apoyo es muy importante. 


What do you think?

0 points
Upvote Downvote