6 plantas comestibles que puedes sembrar en tu jardín… y comértelas

Publicado 21 enero, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
plantas-comestibles
PUBLICIDAD

Tras conocer algunas de las plantas de interior más alucinantes que existen y enseñaros cómo cultivar una gran variedad de plantas medicinales, hoy venimos a hablaros de 6 plantas comestibles que no deberían faltar en vuestro huerto.

De exuberante belleza, estas plantas no solo serán idóneas como sotobosque en vuestros jardines, sino que además adornarán vuestros platos haciendo que sean la envidia de todas las recetas. Comencemos:

Menta

Las plantas de menta son una excelente tupidora de suelo para las áreas más sombreadas, especialmente aquellas que tienden a permanecer más húmedas. La menta puede extenderse rápidamente, lo que puede ser una bendición (para cubrir rápidamente las áreas más grandes) o una maldición (puede invadir otras zonas de cultivo). Es bastante fácil de cultivar a través de esquejes, o bien mediante semillas. Existen diversas variedades de la misma, que van desde la menta tradicional a menta verde, pasando por la menta de chocolate o piña. ¡Todas ellas darán un sabor increíble a tus platos y a tu té!

Tomillo rastrero

Además de ser una hierba culinaria, el tomillo es una excelente cobertura en las lindes de los paseos de vuestro jardín. Muchas variedades de tomillo tienen un hábitat de crecimiento más vertical, pero la variedad «rastrera» de bajo crecimiento es más adecuada como cobertura. Al igual que la menta, el tomillo se puede propagar fácilmente a través de esquejes o dividiendo matas ya establecidas.

Fresa alpina

El fruto de la fresa alpina es increíblemente sabroso y es una planta muy productiva durante largas temporadas. Puede ser perenne, aunque para ello deberemos procurar que el suelo se encuentre bien drenado y húmedo. Su cultivo es posible mediante semillas o dividiendo un grupo ya establecido en dos o más piezas.

Romero rastrero

El romero es otra hierba culinaria popular, pero muchas de sus variantes tienen un hábito de crecimiento vertical, por lo que no se prestan a ser utilizadas como plantas de cobertura. Sin embargo, se trata de una excelente adición a los patios de las regiones más áridas ya que aguanta muy bien la sequía. El romero rastrero crece mejor a pleno sol y se puede propagar a través de esquejes o dividiendo una plantación establecida.

Gaulteria

También conocida como axocopaque, la gaulteria es seguramente más popular por su sabor y propiedades, que como planta de cobertura del suelo. Tanto las hojas como las bayas son comestibles, el cual acompaña de fábula a ciertas recetas y, cómo no, al té. La gaulteria prefiere lugares sombreados, como debajo de los árboles, y se puede cultivar mediante semillas, esquejes o división de plantaciones establecidas.

Orégano

También conocida como mejorana silvestre, el orégano es otra hierba culinaria muy popular que, además, ofrece una cobertura vegetal maravillosa. Perteneciente a la familia de la menta, esta planta es bastante tolerante a la sequía, prefiriendo los entornos soleados y suelos bien drenados. Puede cosecharse con bastante frecuencia por sus hojas (que también se pueden secar para un sabor más fuerte o para el almacenamiento). Los hay de muchas especies y sabores diferentes y puede cultivarse mediante semillas, esquejes o por división.

Vía: Treehugger, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.