7 amigas restauran una mansión abandonada para convertirla en la casa en la que envejecer juntas

Publicado 11 diciembre, 2019 por Vanessa P.
casa-amigas
PUBLICIDAD

Todos hemos soñado en algún momento con compartir piso o casa con nuestros mejores amigos, e incluso no es la primera vez que os hablamos de un caso como este. Vivir juntos parece la idea más divertida, pero en la mayoría de ocasiones esto no acaba sucediendo. En cambio, para este grupo de amigas no fue así, y es que, tras veinte años de amistad, restauran una mansión abandonada para convertirla en la casa en la que envejecer juntas.

Lo que comenzó siendo una broma en 2008 entre siete grandes amigas, terminó convirtiéndose en una realidad. Hace casi once años, dijeron que todas se jubilarían y vivirían el tramo final de sus vidas en una casa de ensueño en China. El año pasado, el grupo de amigas se encontró una propiedad en los suburbios de Guangzhou, en la zona sudoriental de Guandong, y decidieron reformarla.

Siete amigas restauran una mansión abandonada en China para vivir juntas cuando se jubilen

mansión abandonada restaurada

Yitiao

Después de una importante renovación que les costó a todas cuatro millones de yuanes, el equivalente a 548.000 euros, la mansión abandonada pasó a ser una impresionante casa de tres pisos con muchas ventanas, un amplio pabellón para tomar el té, una cocina abierta enorme y una piscina.

La casa, que cuenta con 700 metros cuadrados de espacio, está ubicada en un pintoresco pueblo a 70 kilómetros del centro de la ciudad de Guangzhou, en China. Tiene un gran espacio común en la planta baja en la que las amigas podrán reunirse, y siete habitaciones en los pisos superiores.

Las siete mujeres se conocieron hace 20 años en el trabajo, y desde entonces han creado un grupo de mejores amigas. Hace años, hicieron la broma de que se reunirían cuando tuvieran 60 años y vivirían juntas la vida de jubiladas. En cambio, el acuerdo se hizo realidad.

mansión restaurada en china

Yitiao

La idea de estas mujeres es vivir el último tramo de sus vidas con tranquilidad y compartiendo su día a día. Cuando se jubilen podrán cocinar, hacer barbacoas en el campo solas o junto a otros amigos, cantar juntas y recoger los vegetales que ellas mismas planten en su huerto.

Cada una de ellas será independiente, a pesar de vivir con sus amigas. Sin embargo, al vivir juntas podrán facilitarse la vida mutuamente. Gracias a la confianza que tienen las unas en las otras y a la comunicación, la convivencia no será demasiado complicada. Además, compartirán una casa con suficiente espacio como para vivir cómodamente.

Las amigas se conocieron hace 20 años, y hace 11 bromearon con envejecer juntas

casa renovada por siete amigas










Yitiao

Antes de irse a vivir juntas, hicieron un pacto en el que cada una aporta una especialidad. Cada habilidad será útil para sus vidas durante la jubilación, pues habrá quien cocine, quien cultive vegetales o quien se encargue de preparar diferentes remedios de la medicina tradicional china.

La espaciosa mansión está rodeada por arrozales y cuenta con grandes tapetes de tatami en los que sentarse durante las reuniones, una larga mesa de comedor para comidas en grupo y muebles traídos de la India y Marruecos.

Las siete amigas son todas unas grandes amantes del té, y por ello decidieron construir un pabellón en el medio del campo. Este pabellón conecta con su mansión a través de una pasarela de bambú, y allí se podrán sentar para disfrutar de una taza de té en cualquier momento del día.

En cambio, esa vida tendrá que esperar aún algunos años. A pesar de que actualmente todas han superado la treintena, tienen hijos de los que cuidar. Cuando éstos crezcan podrán volver a reunirse. Según Jin, una de las amigas, ha informado, esperan estar juntas de nuevo en diez años. Mientras tanto, tendrán cuidado de la preciosa casa que han construido en común.

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.