8 animales que vuelan y no son pájaros

Publicado 18 junio, 2020 por Vanessa P.
animales-voladores
PUBLICIDAD

El reino animal está lleno de criaturas increíbles, desde luego. En el fondo de los océanos, podemos encontrar peces que parecen monstruos sacados de una película de ciencia ficción. En el cielo, podemos ver volar pájaros de todos los colores y tamaños, con garras espeluznantes y rituales de apareamiento muy llamativos. Curiosamente, los pájaros no son los únicos que pilotan en el aire en nuestro planeta. Nosotros lo hacemos con ayuda de la tecnología, y los siguientes ocho animales que vuelan lo hacen gracias a las particularidades de sus cuerpos.

1. Rana voladora de Wallace

La rana voladora de Wallace, o Rhacophorus nigropalmatus, es originaria de Indonesia y Malasia. Su característica más curiosa es que tiene las palmas de gran tamaño, y los dedos unidos por una aleta de piel. Esto le permite lanzarse desde las copas de los árboles y planear hasta el suelo para aparearse y poner huevos.

2. Pez volador

Los peces voladores, o Exocoetus Volitans, pueden verse en los mares cálidos de cualquier parte del mundo. Su forma de torpedo les permite coger la velocidad suficiente cuando están debajo del agua como para salir volando de ella y mantenerse planeando en la superficie. En general, hacen esto para escapar de los depredadores. Se ha visto a peces de este tipo planear hasta 200 metros durante más de medio minuto.

3. Serpiente voladora

La Chrysopelea paradisi vive en las selvas tropicales del sudeste asiático, y para algunos su comportamiento puede parecer digno de una pesadilla. Esta serpiente se desliza desde las copas de los árboles desplegando sus costillas hasta duplicar el ancho de su cuerpo, y planea haciendo giros en el aire. Gracias a esto, puede moverse entre los árboles a su gusto. Afortunadamente, no es una serpiente dañina para el ser humano.

¡Mira cómo vuela!

4. Calamar volador japonés

Los calamares son muy curiosos. Además de tener tres corazones, algunos también pueden «volar». El calamar volador japonés, o Todarodes pacificus, es un animal que habita al norte del Océano Pacífico y que se propulsa a chorro. Gracias a que tiene un músculo que toma agua por un lado y la expulsa por el otro, puede cubrir distancias de hasta 30 metros sobre el agua. Normalmente, echa mano de esta habilidad para moverse más rápido ahorrando energía y para evitar a sus depredadores.

5. Mantarraya

Las mantarrayas, del género Mobula, son unos animales muy grandes y musculosos. Sus cuerpos, delgados y con aletas pectorales en forma de alas, les permiten saltar del agua hasta superar los más de dos metros de altura sobre la superficie. Curiosamente, es común en ellas realizar saltos en grupo. Según los científicos, lo más probable es que se trate de una forma de comunicarse para atraer a una pareja. 

6. Colugo

Los dermópteros o colugos son nativos del sudeste de Asia y pueden deslizarse a gran altura entre los árboles gracias a sus aletas de piel. Estas aletas, o patagium, recubren sus patas delanteras y traseras hasta llegar a la cola y el cuello. Aunque comúnmente se les llama lémures voladores, no son lémures y ni siquiera son primates.

7. Gecko volador

Los geckos voladores son un grupo de lagartos que pertenecen al género Gekko y que habitan los bosques húmedos del sudeste asiático. Además de tener un patagium que les permite lanzarse desde las ramas de los árboles y moverse entre ellos a su antojo, tienen una piel perfecta para camuflarse contra los troncos.

8. Ardilla voladora

Las ardillas voladoras son un conjunto de 50 especies pertenecientes a la familia Sciuridae. A pesar de que no son capaces de volar igual que los murciélagos o los pájaros, pueden deslizarse perfectamente entre los árboles con la ayuda de una membrana que se extiende desde sus manos hasta sus tobillos. Gracias a la cola, pueden mantenerse estables en el vuelo y planear perfectamente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...