in

8 consejos que debes conocer para escoger una sandía perfecta

El verano está a la vuelta de la esquina y con él llega la fruta más famosa de la época estival. En efecto, no podía ser otra que la deliciosa sandía

Si bien podemos encontrarlas en cualquier supermercado o frutería, hay veces que no es fácil escoger las mejores. Y es que cuando te toca una sandía insípida, poco madura o, peor aún, podrida, se te quitan las ganas de seguir comprándola.

Para que no os den gato por liebre la próxima vez, aquí os mostraremos unos cuantos consejos que se convertirán en vuestra guía de referencia a la hora de escoger una sandía. Tomad nota:

Peso y volumen

Puede que sintáis predilección por los ejemplares de gran tamaño, o pequeñas, pero siento deciros que la talla óptima para escoger una buena sandía es la mediana. Además, también hay que tener en cuenta que una sandía de buena calidad siempre es más pesada.

Madurez

A diferencia de las manzanas, aguacates o plátanos, la sandía no sigue madurando después de haber sido cosechada. Una forma de saber si la que tenemos delante está madura o no es fijándonos en el tallo o, más coloquialmente, “rabillo”. Si está seco, es que la sandía ha madurado lo necesario, mientras que si está fresco y verde, la sandía no estaba preparada para ser recogida.

Género

Los hortelanos suelen dividir las sandías en “machos” y “hembras”. Se refieren a ellas como machos cuando estas tienen una forma alargada. Estas sandías son más acuosas que las que llaman “hembras”, las cuales tienen una forma más redondeada y son más dulces.  

La “prueba del olfato”

Puede que pienses que alguien podría mirarte raro en el supermercado si te ve oliendo las sandías, pero no te preocupes porque este truco merecerá la pena. Simplemente oliendo su cáscara puedes saber si la sandía está lista para tomarla. Si percibes un ligero dulzor, ¡esa sandía lleva tu nombre!

Marcas y pintas

No sé si os habréis fijado, pero muchas sandías tienen manchas y formas que hacen intrincados dibujos de color marrón. A pesar de que estas manchas hacen visualmente la sandía menos atractiva son las mejores, pues son un claro indicador de que las abejas tuvieron mucho contacto con el ovario frutal durante la polinización. Cuanta más polinización haya habido, más dulce será la sandía.

Mira la fecha de caducidad

Aunque no es muy común que etiqueten una fecha de caducidad en la fruta, es importante que sepas lo que puede durar una sandía. Al recogerla en su pico de madurez, la sandía puede durar de 3 a 4 semanas.

Manchas de tierra

La mancha amarilla propia de muchas sandías es el lugar con el cual la sandía tocaba tierra mientras maduraba. Una sandía madura debe tener una mancha de color amarillo oscuro, o incluso amarillo anaranjado, pero no blanquecino.

Endulza tu sandía

Puede que suene contradictorio lo que estáis a punto de leer, pero funciona. Si has tenido la mala suerte de escoger una sandía que no destaque precisamente por su dulzura, no te deshagas de ella porque tiene arreglo. Pártete una raja y añádele un poco de sal. Sí, sal. Esto sirve para amplificar la dulzura de la sandía.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote