in

8 mitos sobre los zumos de fruta que todos deberíamos conocer

Hay mucha confusión acerca de los zumos de fruta, tanto por su composición, como por los posibles beneficios que aportan para el organismo. 

Obviamente, nos referimos a los zumos de fruta 100% natural, sin azúcares añadidos y al ser posible recién exprimidos. Todos los demás, especialmente aquellos a base de zumo concentrado y azúcar en cualquiera de sus variantes, debemos alejarlos de nuestra dieta. 

Repasa con nosotros algunos de los mitos más importantes sobre el zumo y descubre si son ciertos o no. 

Mito 1: La piña es un quema grasas muy eficaz

Miles de productos incluyen el zumo de piña o concentrado de piña en sus soluciones adelgazantes, prometiendo un rápido aumento del metabolismo y la quema de grasa acumulada si se consume.

Pixabay 

Lo cierto es que la piña continente bromelina, una sustancia que ayuda a la digestión de comidas pesadas y grasas, pero que no tiene impacto sobre la grasa acumulada de nuestro organismo. También tiene muchas vitaminas y minerales, por lo que beber zumo natural de piña o comer su fruta e bueno para ti. 

Sin embargo, el zumo concentrado de piña, lejos de ayudarte a adelgazar, inyectará una cantidad bestial de calorías a tu organismo por culpa del azúcar añadido. 

Mito 2: Un vaso de zumo es mejor que un kilo de frutas

Ni un kilo, ni una pieza. La fruta natural siempre poseerá más vitaminas, fibras y minerales que un zumo, más aún si son consumidas con piel. 

Mito 3: El zumo envasado es igual de bueno que el zumo recién exprimido 

Pixabay

Haz caso a tu sentido común, por mucho que lo afirmen los fabricantes, un zumo envasado en brick o fresco nunca será mejor que un zumo recién exprimido. Y es que cuanto más tiempo pasa, más se degradan los nutrientes que posee. Especialmente si el zumo es sometido a procesos térmicos para asegurar su conservación durante meses. 

Mito 4: Los zumos recién exprimidos ayudan a perder peso

Aunque no tengan azúcar añadido, los zumos de fruta contienen fructosa y su consumo excesivo puede contribuir al aumento de peso. Además, tampoco tiene lo bueno y las fibras vegetales que aportan la pulpa y la piel. 

Si aun así sientes predilección por los zumos y prefieres no comer fruta, tómalos con mesura y escoge las frutas que menos fructosa tengan. 

Mito 5: El néctar de fruta es mejor

Pixabay

Néctar es solo una palabra lujosa que utiliza la industria para hacerte creer que estás consumiendo solo lo mejor de la fruta, cuando en realidad denomina el zumo fabricado a partir de la dilución de zumo concentrado con azúcar añadido.

Mito 6: El zumo elimina la sed

Aunque refresca, solo el agua es capaz de quitar realmente la sed. Los zumos, sobre todo aquellos con mucho azúcar, solo aumentarán tu sed. Esto ocurre porque el estómago los identifica como un alimento líquido debido a su contenido en vitaminas, nutrientes y azúcares. 

Mito 7: Los zumos frescos pueden almacenarse en la nevera durante varios días

Pixabay

Como poder, se puede, pero no es recomendable. Y es que, nada más exprimirse, comienza la oxidación de las vitaminas, un proceso que poco a poco desintegra los nutrientes y cambia hasta el color. Lo mejor es consumirlos recién exprimidos y hasta dos horas después. 

Mito 8: Tomar zumo en el desayuno es una gran idea

Los nutricionistas recomiendan incluir en el desayuno una pieza de fruta distinta cada día, con piel si es posible. Esta opción siempre será mejor que el zumo recién exprimido, la segunda mejor opción.

Lo que está totalmente desaconsejado son los zumos procesados y néctar de fruta, ya que de esta forma solo estaremos aportando a nuestro organismo una gran cantidad de azúcar. 

Imagen de portada basada en Freepik

What do you think?

0 points
Upvote Downvote