¿Abrirán las escuelas en Septiembre a pesar de la pandemia del Coronavirus?

Publicado 11 agosto, 2020 por Tamara Lopez
niños-coronavirus-escuela
PUBLICIDAD

Con el comienzo de la cuarentena esta primavera, muchos centros educativos y escuelas se vieron obligados a cerrar para evitar contagios. Las clases continuaron de forma telemática hasta el final del curso académico, pero ahora empiezan a surgir nuevas dudas que hacen que millones de personas se encuentren en una situación de gran incertidumbre. 

Septiembre y la vuelta al cole están a la vuelta de la esquina sin que la mayoría de las escuelas hayan reabierto, y todavía no está claro si a pesar de la pandemia del coronavirus los alumnos podrán regresar a las aulas de manera presencial, sobre todo con el aumento de casos en España. 

Por ello, resulta inevitable hacerse algunas preguntas y examinar la situación de los países que sí han reabierto sus escuelas para analizar los retos a los que nos enfrentamos, y qué podemos aprender de ellos.

Intentaremos dar respuesta a la pregunta que más se está repitiendo los últimos días: ¿abrirán las escuelas en Septiembre a pesar de la pandemia del Coronavirus? 

¿Qué probabilidad tienen los niños de contraer y transmitir el virus?

Unsplash.com

Varios estudios han encontrado que, en general, las personas menores de 18 años tienen entre un tercio y la mitad de posibilidades de contraer el virus que un adulto, y el riesgo es todavía más bajo para los niños más pequeños. Aun así, esto sigue siendo objeto de estudio.

En cambio, los estudiantes de secundaria, aunque de forma general no padecen los síntomas del COVID de la misma manera que un adulto, si que son altamente contagiosos. Los niños menores de 11 o 12 años, en cambio, no transmiten tanto el virus.

El problema surge cuando todos estos estudiantes de diferentes edades confluyen en el colegio y tienen contacto los unos con los otros. Los expertos creen que, incluso bajo esas circunstancias, la propagación del virus no se vería drásticamente incrementada.

Al mismo tiempo, los científicos señalan que los niños tienen más contactos que los adultos, especialmente en la escuela, lo que podría compensar las menores probabilidades de que propaguen el virus.

¿Los niños también tendrán que mantener distancia social?

Pixabay.com

En países como Finlandia, Quebec o Corean del sur, se pidió a los niños de infantil que no jugasen con sus compañeros; a los de primaria, que no hablaran con sus amigos; y a los de secundaria que socializasen lo menos posible con el resto de sus compañeros.

A pesar de que el distanciamiento social es efectivo a la hora de evitar la propagación del virus, no siempre es aplicable y puede generar varios problemas. Por ello, unas de las medidas que siguieron países como Holanda es reducir el tamaño de los grupos. Otros, como Bélgica, optaron por usar lugares amplios como iglesias o auditorios para poder evitar aglomeraciones evitando reducir los grupos.

El distanciamiento social preocupa, pues las escuelas suponen para los niños un lugar seguro en el que se desenvuelven, juegan y relacionan con sus compañeros. Es por ello que necesitan volver a una realidad lo más segura posible cuanto antes. A pesar de esto, debemos tener en cuenta que los datos todavía están borrosos.

¿Deben los niños usar mascarillas en los colegios?

Unsplash.com

Sobre este tema hay poca discusión. El consenso entre las principales autoridades sanitarias es que debería usarse la mascarilla de forma generalizada, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayor parte de los colegios no están preparados para el COVID. 

Ante esto, la problemática surge a la hora de saber cómo de viable es tener a millones de niños con mascarillas durante todas las horas que están en los centros educativos. Sin embargo, muchos países de Extremo Oriente llevan tiempo aplicando estas medidas durante la temporada de gripe, y lo han hecho de una manera satisfactoria con buenos resultados. 

¿Qué ocurrirá si alguien da positivo en una escuela?

Unsplash.com

Este es otro de los grandes temas de debate, pues no está todavía muy claro cómo se van a gestionar los posibles positivos dentro de las escuelas.

Algunas han decidido aislar a las personas que han tenido más contacto con alguna persona infectada dentro del centroEn Alemania, por ejemplo, los compañeros y profesores de un estudiante infectado son enviados a casa durante 2 semanas, pero continúan el resto de clases.

En otros lugares, los funcionarios son más cautelosos. Taiwán, que ha suprimido en gran medida el virus, mantuvo las escuelas abiertas después de un caso, pero dijo que las cerraría por dos o más, una situación que aún no ha tenido que enfrentar. 

Las pruebas generalizadas en escuelas, incluso a los niños que no presenten síntomas, podrían ayudar a los funcionarios a elegir la política más eficaz.

¿Es peligroso para la sociedad que las escuelas abran?

Unsplash.com

El impacto en los niños del cierre de las escuelas ha preocupado a pediatras y otros profesionales. Los pediatras del Reino Unido lanzaron una carta abierta sobre el regreso de los niños a las escuelas, y cómo la cuarentena está afectando, sobre todo, a las familias con menos recursos. También explican lo importante que es que las escuelas vuelvan a abrir sus puertas con planes claros de prevención de contagios, ¿pero podría esto ser peligroso para la sociedad?

Lo fundamental es tener en cuenta que los colegios solo reabrirán cuando esté garantizada la seguridad de todos los estudiantes. Además, es necesario seguir todos los consejos de los profesionales y autoridades para que el riesgo de propagación del virus se reduzca a los mínimos y las escuelas puedan abrir y continuar con su actividad lectiva.

¿Cómo lo han hecho en otros países?

Unsplash.com

La revista science analizó los planes de reapertura de diferentes países, con situaciones sociales y geográficas muy diferentes entre si.

Podemos ver el caso de Israel, donde la cuarentena y el cierre de escuelas tuvo un impacto muy positivo en la reducción del número de contagios. Al dar la primera oleada del virus por superada, los estudiantes más jóvenes regresaron a sus clases en grupos reducidos. Todas estas medidas fueron demasiado precipitadas, los casos aumentaron y se constató que las instalaciones educativas no estaban preparadas para enfrentarse al COVID.

Otro caso muy llamativo fue el del Greenfield Central Junior High School, en Indiana (Estados Unidos). El mismo día de su reapertura tuvo que ponerse en cuarentena después de que uno de los alumnos diese positivo.

En conclusión, hay algunos datos que nos permiten ser optimistas a la hora de minimizar los contagios. Parece que esta reducción está directamente relacionada con el uso obligatorio de mascarillas, los grupos reducidos de personas y cierto distanciamiento social. No es mucho, y todavía quedan muchas incógnitas, pero para el inicio de un curso tan complicado, cualquier ayuda es necesaria.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.