Keanu Reeves, Nicolas Cage… 6 actores que tuvieron que defenderse de sus fans

Publicado 12 noviembre, 2019 por Vanessa
PUBLICIDAD

Hay muchos aspectos positivos acerca de ser una persona famosa: el dinero, la fama, los contactos con otras personas importantes, la facilidad para conseguir lo que uno desea y los viajes por todo el mundo, entre otros. En cambio, es importante tener en cuenta también el lado oscuro de la fama. Una de las facetas negativas de ser conocido mundialmente es que se tiene una gran exposición a las críticas y al público, a nivel profesional y personal.

Muchos miembros de este público no respetan los límites que se interponen entre la persona famosa y ellos. Las historias resultantes van desde niveles «leves» de intromisiones y acoso, hasta casos que parecen sacados de una verdadera película de terror. A continuación, presentamos seis ocasiones en las que actores y personajes famosos de la talla de Keanu Reeves o Steven Spielberg tuvieron que enfrentarse a fans.

1. La horrible experiencia de Theresa Saldana

lado oscuro de la fama

Theresa Saldana en Toro Salvaje

Theresa Saldana fue una actriz que se hizo conocida mundialmente por papeles en películas como Toro Salvaje y Resistencia. Justo en su momento álgido, fue atacada y acuchillada repetidamente por su acosador, Arthur Richard Jackson.

Después de verle actuar en Resistencia, Jackson, un escocés que había pululado entre Reino Unido y Estados Unidos debido a diversos problemas con su visado, decidió que Theresa debía ser suya. Para conseguirlo, contrató a un detective privado que reuniera información privada sobre ella. Finalmente, consiguió el teléfono de la madre de la actriz y la llamó haciéndose pasar por un agente de casting de Scorsese, que necesitaba su dirección actual para contactarla. Una vez consiguió tener datos del domicilio de Theresa, se presentó allí con un cuchillo de caza.

Saldana fue salvada por un repartidor a domicilio llamado Jeff Fenn, que consiguió apartar a Jackson en medio de una puñalada tan violenta que dobló el cuchillo. Por suerte, le mantuvo inmovilizado hasta que la policía acudió para arrestarle.

Una vez arrestado, Jackson siguió mandando cartas a Theresa. En una de las más espeluznantes  le expresa a la actriz que solo se arrepiente de no haber usado una pistola para asegurarse de que los dos estarían unidos en el cielo.

Saldana tampoco se quedó quieta y se interpretó a sí misma en una película que se rodó sobre el caso, Victims for Victims: The Theresa Saldana Story. Además, formó una asociación para apoyar a las víctimas de violencia.

Después de cumplir una breve pena de prisión, Jackson fue extraditado a Reino Unido, donde terminó ingresado en un psiquiátrico de por vida. Mientras tanto, Saldana protagonizaba la famosa serie de televisión The Commish, por la que ganó un Globo de Oro.

2. David Letterman y el acosador que robó su Porsche

David Letterman

CBS

La acosadora del presentador de televisión David Letterman, Mary Margaret Ray, estaba segura de que el periodista y ella estaban locamente enamorados. Ray, que padecía esquizofrenia, comenzó en algún momento de su treintena a asaltar el hogar de Letterman, convenciendo a los pintores y a otros trabajadores de la casa de que era la ama de llaves.

En una de sus visitas más sorprendentes al presentador, Ray se coló en la habitación de Letterman, que se despertó con ella mirándole fijamente a los pies de la cama. David Letterman estaba durmiendo con una «amiga» en ese momento. Mary, en cuanto vio que él se despertaba, salió corriendo.

En otra visita al periodista, en 1988, Ray decidió llevarse consigo el Porsche de su ídolo. Por suerte, fue atrapada por la policía al salir de un túnel. Tan ingeniosa como siempre, Mary había conseguido convencer a un trabajador de que ella era la mujer de Letterman y de que el niño que llevaba en la parte trasera, era el hijo que tenían en común.

Cuando su historia pasó a protagonizar las portadas de los tabloides, Mary Margaret Ray dejó de interesarse por Letterman y trasladó su obsesión hacia el astronauta Story Musgrave.

3. Steven Spielberg fue el fetiche de un culturista

Steven Spielberg

Uno de los directores de cine más influyentes para la industria, Steven Spielberg, se convirtió en el blanco de un culturista, Jonathan Norman, el cual tenía unos planes escalofriantes en mente para el cineasta.

Mientras Spielberg estaba filmando Salvar al Soldado Ryan, Norman fue arrestado y se le encontraron tres juegos de esposas, un rollo de cinta americana, y un cutter. Incluso había conseguido alquilar un coche idéntico al que conducía la mujer del director por aquel entonces, para poder colarse en su domicilio sin tener problemas con los guardias.

Mientras estaba siendo custodiado por la policía, Norman declaró que sus intenciones eran abusar sexualmente a Spielberg. Durante la investigación se conocieron más detalles, como que el culturista había estado vigilando el hogar del director, llegando incluso a anotar los nombres del director, su mujer y sus hijos en su agenda. Cuando no se encontraba fantaseando sobre Spielberg, Norman cubría una lista de la compra en la que se encontraban artículos tan sospechosos como el cloroformo, varios collares de perro y máscaras.

Mientras planeaba secuestrar a Spielberg, Norman estaba en libertad condicional tras atropellar a un grupo de personas durante una discusión. La acumulación de cargos al sumarse el intento de secuestro hizo que acabara condenado a 25 año de prisión.

4. El fan número 1 de Stephen King le acusó de plagio

Conseguir asustar a uno de los maestros del terror es todo un logro. Erik Keene lo consiguió tras perpetrar la casa de Stephen King llevando consigo una bomba falsa. Keene había escrito una secuela para la famosa obra de King Misery. Este libro es, curiosamente, una historia en la que una fan obsesionada consigue secuestrar a un escritor y hacer que escriba para ella.

Lo que provocó que Keene demandara atención por parte de King fue la creencia de que el escritor había robado el argumento de la historia de su propia vida. Annie Wilkes, la protagonista de Misery, era una antigua enfermera asesina de bebés, justo igual que Genene Jones, la tía de Erik Keene. Obviamente, todo era una casualidad, y King fue el primer sorprendido al comprobar que su historia tenía un correlato real.

La policía consiguió arrestar a Keene y tras varios problemas más con la justicia, terminó en la cárcel durante un breve tiempo. Después de esta experiencia, Stephen King no se atrevió a escribir una segunda parte para Misery.

5. Nicolas Cage se despertó con un hombre desnudo en la habitación

Nicolas Cage acosadores

Nicolas Cage en Leaving Las Vegas

El actor se encontraba descansando junto a su mujer cuando se despertó y se encontró a un hombre desnudo a los pies de su cama. El hombre llevaba la chaqueta de Cage puesta y estaba comiéndose un helado.

El actor consiguió hablar con su acosador manteniendo la compostura y le hizo abandonar su casa. Finalmente, decidió no presentar cargos contra él debido a que el nombre no se encontraba bien en aquel momento. Años después, Cage se había mudado a otra casa.

Esta no fue la única vez en la que Nicolas Cage tuvo que enfrentarse a un fan descontrolado. Durante el rodaje de Al Límite, Cage fue arrastrado fuera del plató por un mimo que comenzó a atormentarle haciendo todo tipo de trucos con cuerdas invisibles. Al final fue reducido por el equipo de seguridad del rodaje.

6. Keanu Reeves gusta en Internet… Y a los acosadores

Keanu Reeves










Keanu Reeves en Constantine

Otro de los famosos que ha tenido que lidiar con el lado oscuro de la fama es Keanu Reeves. El famoso actor de Matrix es toda una sensación en Internet y atrae a una cantidad notable de acosadores. Esto quedó claro durante el rodaje de Toc, Toc, una película sobre un padre de familia que es víctima de dos femmes fatales que aparecen en su casa.

Curiosamente, en septiembre de 2014, Reeves se despertó tras haber escuchado sonidos sospechosos en su casa. Tras levantarse de la cama, el actor se encontró a una mujer desconocida sentada en una silla de su biblioteca. No había venido a leer ningún libro, sino que quería verle a él. Después de esto, Reeves llamó a emergencias y detuvieron a la mujer.

Dos días después de esto, otra mujer entró en su casa mientras él estaba ausente. La desconocida se desnudó, se duchó y se bañó en su piscina. Los servicios de limpieza la vieron desde lejos y decidieron llamar a Keanu Reeves y a la policía. La mujer terminó finalmente detenida.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.