in

Al final del Valle Escondido, junto al río, se halla una cafetería que tienes que conocer

En uno de mis muchos momentos deambulando por la red me topé, por casualidad, con una imagen en Pinterest que inmediatamente captó mi atención. En ella se veían unas mesas, situadas entre lo que parecía ser un río y una zona boscosa.

Automáticamente me entraron ganas de estar sentado ahí, disfrutando de un té admirando aquella maravilla natural. Así pues, procedí a indagar un poco más.

De este modo fue como descubrí que este oasis junto al río se encuentra en el mar Egeo, en una zona de Turquía conocida como “La Ciudad Perdida” o “el Valle Escondido”.

El Cañón de Saklikent es el tercer cañón más largo de Europa, idóneo para visitar pasado el mes de abril, cuando la mayor parte de la nieve de las montañas de Tauro se derrite y fluye por una garganta salvaje hasta el río Janto. Así pues, se convierte en un destino maravilloso para visitar en verano, cuando el cañón está en todo su esplendor y las aguas fluyen por doquier.

La garganta proporciona hogar a varias granjas de truchas, restaurantes y cafeterías junto al río, en un entorno de ensueño la mar de tranquilo. El agua del manantial rodea las zonas de descanso en las que podemos pararnos a comer, tomar un café, o simplemente para eliminar todo el estrés acumulado.










Para llegar a esta meta natural, nos espera una caminata de unos 40 minutos a través de la garganta, cuyo paisaje está salpicado de cascadas y restaurantes como el Yakapark (en la foto), que cuenta con un servicio de bufet de desayuno, almuerzo y cena por 10 liras turcas o, lo que es lo mismo, unos 2,5 euros por cabeza.

De este modo, si tienes la oportunidad de visitar este paraíso terrenal y perderte entre sus encantos, yo que tú no me lo pensaría.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote