La nueva moda en las agencias de loterías, “Los animalitos”, ¿Qué es eso? Se preguntará usted, es una nueva actividad de apuesta, usted escoge un número o un animal, y lo juega para las horas determinadas del sorteo, y según cuánto dinero le apueste, usted ganaría una suma triplicada. Si juega el camello para las 2pm por 300bs, y sale, se gana 9.000bs, ¿Impresionante? Déjeme decirle que no, la mayoría de los jugadores han caído en la ruina debido a que esto se convierte en un círculo vicioso, las ruletas son impredecibles.

Ya hay varias loterías que compraron este sistema y ahora venden esa ruleta, está la más común que es Loto Activo, una ruleta a nivel nacional. Y está Animalitos Activo que es propia de ciertas agencias.

Ya se vio el caso de un hombre que entregó a su hijo pequeño a cambio de pagar dos animalitos, y no solo eso, muchas veces la apuesta te puede salvar el sustento de un día de yuca para los venezolanos, pero de esto, ¿Se pierde y ya? No señores, se pierde un capital, poco a poco, de 300 en 300 se pierde, y no solo eso, el daño psicológico que esto genera, porque a pocos minutos del sorteo empieza la pregunta de rigor “¿Habrá salido?” y cuando llega la decepción, la depresión y auto discriminación por no haber jugado él que salió, más la humillación que sientes al haber perdido tu dinero.

Hace ya varios meses que salió esta ruleta, y muchas veces eran niños los que jugaban, dejaban de ir a estudiar por simplemente querer “Jugar” algo que no es un juego, es un infierno. Actualmente la LOPNNA (Ley orgánica de protección al niño niña y adolescente), cayó en cuenta de la gravedad del asunto y prohibieron la entrada de menores de edad a las agencias. Pero no todos saben cumplir la ley, ya se han visto 6 casos de adolescentes que dejaron el liceo, por tomarle vicio a la ruleta, no es fácil ver cómo se degrada la sociedad, y como las cosas realmente importantes se vuelven opciones del caos. Ahora la única prioridad es ganar, ganar una suerte prestada. Porque ante el vicio, el enviciado pierde.

Publicado en Insólito