in

Aprende a elegir el mejor pan y a diferenciar todos sus elementos

Os habréis percatado que últimamente en las bandejas de las panaderías y de los supermercados cada vez hay más variedades de pan. Aunque todos saben a pan, cada uno tiene unas peculiaridades frente a los demás: unos aguantan más días sin ponerse duros, otros están más sabrosos, otros son más saludables, etc. Por eso en Lavozdelmuro y basándonos en un artículo de la OCU, hemos querido elaborar una pequeña guía de compra según el tipo de pan que busques.

Panes más saludables

Partimos de la premisa de que un pan no aporta grasa directamente, y es una fuente rica en hidratos de carbono. Pero un consumo elevado de pan hará que los hidratos de carbono no consumidos terminen por transformarme en grasas. Pero no es tan sencillo, hay hidratos de carbonos de absorción rápida y lenta. Los de absorción rápida estimularán la creación de insulina de manera más rápida y por tanto nos saciaran menos tiempo. Por ejemplo, los del pan blanco. Sin embargo, los hidratos de absorción lenta como los procedentes de harinas integrales serán mucho más saciantes.

¿Pero qué es la harina integral?

Es aquella en la que el grano del cereal está molido entero. Contiene un tipo de hidratos de carbono que el cuerpo no puede procesar, pero eso no es malo, todo lo contrario: tienen un efecto regulador en el nivel de azúcar en sangre, ya que ralentizan la absorción de hidratos de carbono aprovechables.

¿Es integral todo lo integral?

No, para que algo sea integral de verdad debe estar elaborado con harina integral. Como no hay normativa aún para definir lo que es integral, muchos productos llevan harina refinada de trigo y luego mezclada con un porcentaje pequeño de salvado de harina. Aún así es más saludable que el pan blanco, pero si queréis comprar pan integral de verdad y tenéis acceso a su lista de ingredientes, cercioraros que harina integral aparece como primer ingrediente y única harina, o en un porcentaje mucho más alto. El pan integral está compuesto por harina cien por cien pura. La harina semi-integral tiene un 80-90% y la blanca tan solo un 60 por ciento.

Puede hacer referencia a un “alto contenido en fibra” cuando contenga al menos 6 g de fibra por cada 100 g de pan.

pan-integral

¿Y la sal?¿Y el gluten?

La cantidad de sal que aporta un pan queda muy lejos de la cantidad mínima recomendada, aún así, es un factor a tener en cuenta para aquellas personas que necesitan una dieta baja en sodio, que deberán decantarse por un pan sin sal. En el caso del gluten, como tal, no es perjudicial para la salud, pero aquellos intolerantes a éste deberán elegir por una opción libre de gluten.

El pan de centeno

Dicho todo lo anterior, la harina de centeno es mejor -nutricionalmente hablando- que la harina de trigo refinada. Pero al igual que con la de trigo, también puede ser integral, lo que mejora aún más sus propiedades nutricionales.

El pan de centeno tiene mala fama porque era considerado el pan de los pobres. Su sabor es más ácido que el de harina trigo, pero sus propiedades están disparando su consumo en los últimos años.

pan-de-centeno

Panes más sabrosos

Pan gallego

La corteza es gruesa, con un color castaño y sabor a tostado. La miga es esponjosa, fibrosa y firme. Su sabor es intenso a trigo. Combina muy bien con carnes, y es muy adecuada para consumir en desayunos.

pan-gallego

Pan bretón

Con sal gris de Guerande, originaria de la Bretaña francesa, contiene diminutas partículas de arcilla que le proporcionan un sabor mineral y ahumado. El pan bretón es esponjoso, con un sabor pronunciado, equilibrado y sorprendente. Su corteza es crujiente y tostada.

pan-breton

Barras y baguettes

Son panes comunes de forma alargada y con un peso que ronda los 250 g. Son los más vendidos y sirve para acompañar casi cualquier plato pero se endurecen a las 24 horas.

pan-baguette

Chapata

Es un pan rústico de origen italiano. Y es el pan no común más consumido. La miga es oscura, debido a que en su formulación aparece harina de salvado, y su alveolado muy irregular, con alveolos de gran tamaño. Es un pan que se conserva bien durante dos días. Dada su composición, es una de las opciones más saludables dentro de su categoría de los más sabrosos.

chapata










Pan de semillas o de cereales

El pan de cereales es aquel en el que se emplea una mezcla de harina de trigo con harina de otro cereal en una proporción mínima del 51% recibiendo el nombre de este último cereal. Según el cereal con el que se realice la harina y el tipo de harina utilizada, puede llegar a encabezar la lista de los más saludables/sabrosos.

El pan de semillas incorpora semillas enteras o fraccionadas de cereales y oleaginosas, como por ejemplo de de sésamo o lino. Las semillas siempre son enteras, no formando parte de la composición de la harina con la que se realizó su masa, aunque esta contenga semillas enteras.

pan-de-semillas

Panes que duran más tiempo

Hogaza

El ganador indiscutible en cuanto a duración es la hogaza. A veces lleva mezcla de centeno y de trigo, lo que lo convierte en una opción más saludable a un pan realizado enteramente con harina de trigo refinada. Se elabora con una masa muy blanda y un período largo de fermentación, lo que se traduce en un pan de gran aroma y sabor. Combina muy bien con queso y embutidos. Su duración es larga, pudiéndose consumir en un periodo de 5-6 días. Si se realiza con harinas integrales su sabor puede ser no tan agradable al paladar, pero es mucho más saludable.

hogaza

¿Y el ganador?

No señalamos ninguno en particular, ya que depende de lo que busques. Si quieres algo equilibrado que tenga lo mejor de todos los panes, infórmate sobre la composición de sus harinas.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote