+30 Fotos: Así es la vida en los apartamentos japoneses, y así es cuando llega un occidental de 1,83

Publicado 13 julio, 2020 por Javier Escribano
apartamentos-japoneses
PUBLICIDAD

Si tienes pensado viajar próximamente a Japón, ten en cuenta que… el tamaño importa. La altura media de los japoneses es 1,71 metros en hombres y 1,58 metros en mujeres.

En la tabla de los países con gente más alta y más baja del mundo, se encuentra en un término medio entre los 1,60/1,51 de Laos y los 1,83/1,69 de Países Bajos. De hecho, no está muy lejos de los datos de España: 1,76 metros en hombres, 1,63 metros en mujeres. ¿Es, por tanto, un mito (y un tópico peyorativo) decir que los japoneses son bajitos?

Pues… que se lo digan a estos turistas. Es cierto que los japoneses no son tan bajos como muchos pensarían. De hecho, Japón es uno de los países donde más ha crecido la altura media en los últimos 100 años del mundo (hasta los 16 centímetros en las mujeres). Sin embargo, parece que muchas de sus construcciones aún no se han puesto «a la altura», lo que produce situaciones ciertamente incómodas… sobre todo para los visitantes europeos, el continente con gente más alta.

Chichones, espejos que «te cortan la cabeza», pasillos anguistosos, duchas imposibles… ¡Hasta un hombre mete la cabeza en el extractor de humos para poder cocinar! Si eres alto, Japón te va a costar lo suyo…

Mejor que no se acerquen a estos micro apartamentos…

Eso que decía aquella canción de Alphaville, Big in Japan, no se corresponde a la forma en la que viven muchos japoneses, sobre todo jóvenes. Los Ququri, que en griego significa «Capullo», son unos nuevos apartamentos que se han popularizado en Japón. Su característica, claro, es su reducidísimo tamaño, de 4,64 metros cuadrados (lo que equivale a tres jo, la unidad de medida en Japón).

Al menos, al ser lofts, la altura no es un problema, con un techo alto que ofrece mayor sensación de amplitud, y una gran ventana. Muy lejos quedan las deshumanizantes casas colmena, que tanta polémica han levantado en Barcelona.

La inmobiliaria Spilytus gestiona los 1.200 apartamentos Ququri, la mayoría de ellos siempre alquilados. Hay varios factores que explican su popularidad, especialmente, su bajo coste (50.000 yenes al mes, unos 400 euros). La empresa tampoco pide ningún depósito previo, y además ofrece Internet gratuito.

Además, su ubicación en el centro de Tokio, cerca de los distritos como Shinjuki, Shibuya, Ebisu y Nakameguro, rebosantes de actividad social y cultural. También están muy buen comunicado hacia las principales zonas de negocio y universidades (el 60 % de los residentes son trabajadores de oficina, el 30 % estudiantes).

Como podemos ver en estas fotos, cada huésped se ha administrado el espacio como quiere. La mayoría usa el loft para colocar el futón para dormir. Algunos los han llenado de cosas, lo que incrementa la sensación de agobio, mientras que otros prefieren un estilo más minimalista. Este joven, por ejemplo, usa su banco de pesas como silla para comer. Cuentan también con minicocina y ducha y váter propio.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...