Este artista ucraniano coloca personajes clásicos en escenas modernas, y el resultado es espectacular

Publicado 13 enero, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
artista-cuadros-clasicos-modernos
PUBLICIDAD

Si nos paramos a pensar en las pinturas clásicas, seguro que nos vienen a la mente personajes solemnes y menancólicos. Pero, ¿cómo sería si estos protagonistas vivieran en las ciudades actuales?

Esta es, precisamente, la idea que inspiró al artista ucraniano Alexey Kondakov, quien inserta personajes clásicos en escenas contemporáneas.

El artista, afincado en Italia para cultivar la línea cohesiva sus trabajos, escoge personajes pictóricos renacentistas y barrocos, yuxtaponiéndolos con pinturas y fondos fotográficos de la vida italiana contemporánea. Una colección de fantásticos collages, aunados bajo el nombre de Napoli Project.

A continuación os mostramos algunas de sus mejores obras, aunque también podéis seguir a Kondakov a través de su cuenta de Instagram. Comencemos:

Del Renacimiento y el Barroco al s.XXI

natividad en el metro

Ángel jugando a baloncesto

mujer neoclásica en la bañera

Como director de arte, Kondakov utiliza magistralmente varias técnicas para colocar personajes pintados al óleo en las calles de la ciudad. Además de ser impresionantes, las imágenes finales son incluso sorprendentemente encantadoras.

Para sus creaciones, Kondakov utiliza hermosas mujeres de las obras prerrafaelitas de Bouguereau, Waterhouse, Leighton, así como otros personajes románticos del Renacimiento, Barroco y del arte neoclásico.

mujeres cambiando rueda

figura pictórica en el metro

chica leyendo en el metro

Pero lo más destacable es que, en los collage de Kondakov, todos y cada uno de los personajes adquieren nuevas narrativas. Es más, al ser colocados tan magistralmente en tiendas de ropa o en el transporte público, el artista les otorga una nueva vida.

Pero ¿cómo se le ocurrió hacer algo así? «Un día estaba trabajando sobre la obra de Van Everdingen, Baco y las ninfas. Al contemplar la obra, me di cuenta de que las vidas de las personas que aparecían en aquellos cuadros no eran tan diferentes a las nuestras. Ellos también pasaban parte del tiempo charlando y bebiendo.«, explica Kondakov. «Después, cuando volvía a casa hice una fotografía. Pensé que la obra sobre la que había estado trabajando casaba en aquel lugar a la perfección«.

reparando el aire acondicionado

hombre con sus perros durmiendo en la calle

mujeres tumbadas en escaparate

Así fue como, mediante el Photoshop, el artista aisló las figuras de Van Everdinger y las resituó en un nuevo tiempo y espacio.

«Tras ver el resultado de aquel primer collage, me decidí hacer una serie de fotos. Con la ayuda de mi esposa, empecé a buscar lugares, imaginando dónde podrían haber sucedido aquellas imágenes que el arte clásico nos ofrecía. Compuse tres trabajos, que compartí finalmente en Internet y que recibieron muchísimos comentarios. Creo que toda aquella acogida tuvo mucho que ver con el hecho de que la gente se siente identificada.»

Una obra que nos invita a reflexionar

mujer neoclásica tomando refresco en la calle

bailarina paseando al perro

Baco Dj

Las figuras de Alexey Kondakov funcionan a modo de ojo que explora nuestra propia cotidianidad y nuestras formas actuales de movernos por el día a día. Más allá de lo curioso y el bello contraste creado, en la obra de Kondakov prevalece una especie de reflexión sobre nuestros comportamientos.

mujer renacentista en sala de espera

florista del renacimiento

mujer dormida en un bar

«Creo que todos nosotros, incluso en la situación más sencilla, más ordinaria, estamos conectados a lo artístico, al mundo espiritual, muy cercanos y muy cerca de algo sublime y cotidiano«, concluye Kondakov.

chicas renacentistas en tienda de cómics

mujer con pieles en verano

Aunque Napoli Project tiene su sede en Italia, Kondakov también superpone pinturas en otras metrópolis europeas, como Berlín y Londres. Pero sin no podéis esperar a ver más, aquí tenéis buena parte de su obra.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...