in

Así cambia físicamente el cerebro de un niño que ha sufrido abusos frente al de uno que ha sido querido

El estudio del desarrollo cerebral aún está en pañales, pero con la ayuda de neuroimágenes los neurocientíficos están comenzando a descubrir vínculos entre las experiencias de los niños en los primeros años, sus predisposiciones biológicas hacia ciertas fortalezas o intereses, y su desarrollo físico. La investigación emergente muestra que los cerebros de los bebés nacen con alrededor de 100 mil millones de neuronas, pero con solo una cuarta parte conectadas entre ellas.

Estos dos escáneres pertenecen al cerebro de dos niños de la misma edad, pero uno es significativamente más grande.

La imagen de uno de ellos pertenece a un niño de tres años criado en un ambiente de crianza, mientras que la otra es la de un niño que ha sufrido trauma emocional y negligencia extrema.

Las imágenes proporcionan una visión visual contundente de cómo una infancia abusiva o negligente puede afectar las estructuras cerebrales de los jóvenes.

Han sido compartidos por el profesor Bruce Perry, el jefe de psiquiatría del Texas Children’s Hospital.

¿Qué cerebro pertenece a cada niño

Imagen propiedad del profesor Bruce Perry
Imagen propiedad del Profesor Bruce Perry

1.- El cerebro de la izquierda pertenece al niño que ha sido educado en un ambiente óptimo. Bien distinta es la segunda imagen.

2.- El escáner derecho pertenece a un niños que sufre de ‘negligencia grave de privación sensorial’ – dice el profesor Bruce Perry-, y como resultado, el cerebro es mucho más pequeño y tiene estructuras mucho más borrosas.

Se cree que el niño no tuvo ninguna experiencia de exposición al sonido, olor o tacto y, como resultado, habrá sido sometido a un nivel extremo de abuso.

“Estas imágenes ilustran el impacto negativo de la negligencia en el cerebro en desarrollo. La imagen de la derecha es de un niño de tres años que sufre de negligencia grave de privación sensorial. El cerebro de este niño es significativamente más pequeño que el promedio y tiene ventrículos agrandados y atrofia cortical”.

Según el NSPCC, hubo más de 58,000 niños identificados como necesitados de protección contra el abuso en el Reino Unido en 2016. En los Estados Unidos, los informes de abuso infantil involucraron a 7,2 millones de niños.

Retrasos del desarrollo

Tal daño estructural al cerebro significa que un niño probablemente sufrirá retrasos en el desarrollo y problemas de memoria.

La atrofia cortical es algo que se ve con mayor frecuencia en las personas mayores con enfermedad de Alzheimer a medida que avanza la degeneración. Por lo que queda descartado cualquier otro tipo de origen cuando se presente en el cerebro de un niño.

Fuentes: earlyarts, DailyMail

What do you think?

0 points
Upvote Downvote