in

Así se hacen las rosquillas en un puesto callejero semiautomático 

Por muy fresca que llegue a las tiendas, no hay nada más rico que la bollería recién hecha, ya sea frita u horneada.

Hablo de la buena bollería, no de esa industrial que usa kilos de conservantes para mantenerse tierna, sino de la tradicional; que por contra comienza a resecarse y endurecerse apenas sale de la cocina. Es una lástima, sí, pero es el precio a pagar por una receta deliciosa y más saludable (o menos mala, según lo mires).

Nuestro protagonista de hoy ha decidido acortar distancias con su clientes y ofrecer un mejor producto, gracias a una camioneta de comida callejera mecanizada, en la que puede preparar hasta 6 deliciosas rosquillas en menos de un minuto. Y es que su freidora semiautomática facilita el volteado de los donuts y el control del tiempo de cocción. 

No te la pierdas, es realmente curiosa

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote