Cuando la naturaleza se impone: el vídeo de una avalancha arrastrando ocho casas en Noruega

Publicado 16 junio, 2020 por Javier Escribano
avalancha-noruega
PUBLICIDAD

Una avalancha de lodo arrasó con ocho casas en el norte de Noruega, en un pueblo llamado Alta. La masa de tierra, literalmente, arrancó las casas y las arrastró hacia el océano, como si un trozo de tierra se hubiera desprendido y flotara en el agua como una gigantesca balsa.

En el vídeo se pueden ver las espeluznantes imágenes, que terminan con las casas hundiéndose en el océano. Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún herido.

Un vecino escuchó un fuerte ruido, y lo primero que pensó fue que alguien había allanado su cabaña. Cuando salió y vio lo que pasaba, «corrió por su vida» y cuando estuvo a salvo grabó las imágenes.

No hubo heridos, aunque un perro tuvo que ser rescatado

Las autoridades fueron informadas en torno a las 4 PM, y enviaron helicópteros y perros de rescate, ambulancias, bomberos… Lo describieron como unos momentos muy angustiosos antes de quedar claro que nadie había quedado atrapado. La operación de salvamento duró unas tres horas, con cámaras y equipos especiales para buscar entre los escombros sepultados por agua y barro.

Solo hubo que evacuar a una persona en las inmediaciones y a un perro, que consiguió nada hacia la tierra y fue recogido por los servicios de emergencia.

La avalancha inicial medía 610 metros de ancho, y se deslizó desde una altura de 150 metros. Las horas después del incidente se produjeron algunas avalanchas menores. Este fenómeno natural se produce cuando un gran volumen de agua causa que el suelo se erosione en una ladera empinada, provocando que se desestabilice y se precipite, ganando fuerza con todos los sedimentos que encuentra y arranca a su paso. Suele ocurrir cuando los hielos se derriten rápidamente o como consecuencia de fuertes lluvias.

Afortunadamente, las ocho casas que fueron destruidas  eran viviendas de vacaciones. De haber ocurrido 48 horas antes, podría haber acabado en una auténtica tragedia…

Fuente: IFLScience

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...