¿Viajaremos así en avión a partir de ahora? Las propuestas de una empresa aeronáutica

Publicado 30 abril, 2020 por Olivia Martin
avion-coronavirus
PUBLICIDAD

Desgraciadamente el coronavirus ha llegado para quedarse, y por tanto, una vez los viajes en avión se instauren, la industria de las aerolíneas investigan medidas que garanticen un vuelo seguro.

Así hizo la empresa italiana Aviointeriors, una compañía que lleva 40 años fabricando interiores para aviones, acaba de lazar dos propuestas de cara al futuro sobre la posición y protección de los asientos en el interior de las cabinas económicas de los aviones. Cabe la posibilidad de que a partir de ahora tras el COVID-19 viajemos incluso de forma invertida para mantener el distanciamiento social.

mamparas janus

designboom.com

La primera proposición

La primera propuesta de la empresa son las mamparas conocidas como “Janus”, en referencia al antiguo Dios romano de dos caras, cuyo diseño hace que los pasajeros miren en ambos sentidos. En este caso los pasajeros ubicados en los laterales irán orientados en la dirección del vuelo. Sin embargo, el asiento del centro, según explica la compañía, estará al revés con el objetivo de garantizar el máximo aislamiento entre los pasajeros sentados uno al lado del otro.

Cada asiento estará rodeado por un escudo que limitará el traslado al sitio adyacente. Lo que quieren lograr es independencia, ya sea entre los pasajeros o de estos con los asistentes del vuelo que permanecen en continuo movimiento por el pasillo de la aeronave.

El material de los paneles Janus es resistente, seguro y fácil de limpiar. Además, están dotados de una capa protectora opaca y con diferentes grados de transparencia que evitan la sensación de claustrofobia y aportan, en la medida de lo posible, intimidad.

La segunda propuesta

mamparas glassafe

designboom.com

La otra solución supone una respuesta rápida y adaptada a las actuales configuraciones. Se trata de una mampara acrílica translúcida que puede ser instalada en los asientos ya instalados En este caso no se mueven, sino que, a los ya existentes, se les dota de cierto escudo protector llamado “Glassafe”.

Estas “paredes transparentes” son como un kit que minimiza el contacto y las posibilidades de transmitir el virus. Además hacen que la proximidad sea más segura entre aquellos pasajeros cuyos sitio en el avión es consecutivo.

Cada pasajero permanece aislado durante el vuelo en su asiento

El escudo, aunque fuerte y seguro, es lo suficientemente transparente como para mantener una estética armoniosa y liviana en toda la cabina de la nave. También pueden ser más opacos para proporcionar una mayor privacidad.

«Glassafe» es un protector que se adhiere al asiento a través de un sistema de fijación que permiten una fácil instalación y extracción. Se puede suministrar con diferentes grados de transparencia, todo de fácil limpieza y adecuado para una higienización segura. Con él la empresa espera minimizar el contacto y la interacción entre los pasajeros.

mamparas glassafe










designboom.com

Esta es la mejor solución hasta ahora propuesta. Otras aerolíneas como las norteamericanas, por ejemplo, continúan operativas pero maximizando la distancia entre los pasajeros al no vender los asientos intermedios. Garantizan además que la interacción entre asistentes y usuarios sea la mínima indispensable.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.