10 cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando empiezas a caminar a diario

Publicado 12 junio, 2019 por Ángel Rincón
PUBLICIDAD

Todos conocemos ya las maravillas que el ejercicio puede hacerle a nuestro cuerpo. Pero más allá del plano estético, ejercitar nuestro cuerpo nos ayuda a aliviar molestias, a prevenir enfermedades y a poner orden a nuestros pensamientos.

Como decía el popular adagio promovido por los antiguos gimnastas griegos, “Mens sana in corpore sano” o mente sana en cuerpo sano.

El “problema” es que hay que hacer un gran sacrificio para transformar nuestras rutinas si queremos cuerpos bonitos además de sanos. Y muchos de nosotros vivimos procrastinando el momento de introducir el ejercicio y los buenos hábitos de alimentación en nuestras vidas.

La buena noticia es que no necesitamos recurrir al ejercicio extremo para mejorar nuestra salud física y mental, basta con empezar a caminar diariamente para lograrlo.

Además, si lo que buscamos con el ejercicio es esculpir a fondo nuestro cuerpo, las caminatas diarias son un excelente comienzo ya que estas nos obligan a fijarnos horarios específicos para ejercitarnos, mientras nos vamos adaptando a la actividad física.

Y por si fuera poco, las caminatas diarias también son excelentes para combatir la obesidad, los problemas del corazón, el estrés, la pérdida muscular y muchos otros males más.

Entonces, si todavía estás indeciso acerca de las bondades de una caminata diaria, a continuación listaremos diez cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando empiezas a caminar, para que te animes a ponerte unas zapatillas cómodas y salgas a recorrer tu ciudad.

10 cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando empiezas a caminar

1. Estimula la pérdida de peso

Caminar a diario definitivamente nos ayuda a perder peso. Ha sido comprobado mediante un experimento llevado a cabo por un equipo científico estadounidense.

La prueba se realizó sobre un grupo de participantes obesos los cuales tenían que caminar todos los días desde las instalaciones del laboratorio hasta sus casas.

El resultado fue que más del 50% de los participantes perdió en promedio 2 Kg de peso en solo dos meses.

Así que si quieres perder peso entonces empieza a caminar más y a conducir menos.

2. Mejora la salud del corazón

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores irlandeses, una caminata de por lo menos cuatro horas a la semana es capaz de mantener alejados los riesgos de enfermedades cardiovasculares, enfermedades del corazón e infartos en hombre adultos y pacientes geriátricos.

3. Ayuda a combatir el cáncer

Muchas veces el cáncer y el sedentarismo van de la mano. Caminar a diario estimula la regeneración celular y por ende disminuye el riesgo de desarrollar algún cáncer. Además, en pacientes oncológicos se ha comprobado que las caminatas reducen los efectos colaterales de la quimioterapia.

4. Fortalece los huesos

Caminar es un ejercicio de bajo impacto sobre el cuerpo y resulta ser un excelente método preventivo de enfermedades como la artritis y las fracturas.

También es capaz de prevenir la pérdida de densidad ósea y reducir el riesgo de desarrollar osteoporosis. Viéndolo así, una caminata resulta ser mucho más que un simple ejercicio.

5. Combate el riesgo de diabetes

Si quieres mantener el control sobre el nivel azúcar en la sangre a la vez que reducir el riesgo de diabetes tipo 2, los científicos recomiendan dar 5000 pasos por día y 3000 de ellos a paso ligero. Algo bastante sencillo y de mucho provecho.

6. Retrasa el envejecimiento

piel sana










Pixabay

Caminar a diario activa una enzima bioquímica en nuestro organismo la cual ayuda a preservar el estado de nuestro ADN. Esto supone una barrera que le hace frente al paso del tiempo en nuestro cuerpo.

7. Mejora el sistema inmunológico

Las caminatas diarias, mientras sean de al menos 30 minutos, son capaces de estimular procesos como la regeneración celular, la eliminación de células muertas y la auto sanación de nuestro cuerpo.

8. Estimula el sistema digestivo

Una mala digestión puede derivar en graves enfermedades gastrointestinales como el cáncer de colon. Una caminata después de las comidas ayuda a que tu organismo inicie su proceso digestivo y metabólico, lo cual también es bueno para controlar tu peso.

9. Incrementa la productividad

Caminar a diario estimula nuestro flujo de energía y esto sin lugar a duda es bueno para nuestro cerebro, ya que los procesos encargados de la creatividad y la memoria se activan para nuestro beneficio.

10. Mejora el estado de ánimo

Caminar equilibra nuestro carácter y temperamento ya que ésta y todas las actividades físicas estimulan la producción de endorfinas, las cuales previenen la depresión y la tristeza.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.