Brasil transforma al Cristo Redentor en un médico

Publicado 21 abril, 2020 por Olivia Martin
cristo-redentor-medico
PUBLICIDAD

El Cristo Redentor de Brasil se «viste» de médico para rendir homenaje a los trabajadores de la salud de todo el mundo por su lucha constante, arriesgando su vida, contra el coronavirus.

Para la ocasión, la colosal estatua se iluminó con imágenes del personal médico y se incluyeron mensajes de agradecimiento en diferentes idiomas para reforzar la naturaleza global de la pandemia.

Con las iglesias cerradas debido a las restricciones sobre la libre circulación de personas, el cardenal Orani Tempesta realizó una ceremonia casi solitaria a los pies del Cristo. Todo con el objetivo de agradecer el coraje y sentido del deber de estos héroes. El acto se llevó a cabo la noche del domingo de Pascua a 709 metros sobre el nivel del mar y con una vista privilegiada de toda la ciudad.

Embed from Getty Images

Brasil es el país latinoamericano más afectado

Embed from Getty Images

La figura que se alza por todo Río de Janeiro en el cerro del Corcovado fue iluminada de forma especial para ofrecer esperanza y aliento a todo el país durante este delicado momento. Una nación que tiene actualmente 39.144 casos y más de 2400 muertes por el COVID-19, según las últimas noticias.

En los brazos de la estatua y junto a las imágenes, proyectaban la frase en portugués «Fique Em Casa» (quédate en casa), que hoy constituye el lema mundial de la pandemia.

Esta es la segunda ocasión en la que el Cristo Redentor se ilumina de manera especial en respuesta a la emergencia sanitaria. En marzo, se habían reflectado las banderas de los países más afectados como EU, España, Italia y China; así como mensajes escritos por niños en los que se leía “todo va a ir bien”.

Además de un llamado a ser cautelosos, el evento de Brasil busca la unión del mundo en este tiempo de crisis. En otros países como España, Italia y el Reino Unido, por ejemplo, existen acciones con los mismo objetivos de agradecimiento a través de aplausos públicos en marcadas horas del día.

A los pies de la estatua de 38 metros de altura, también se celebró la Consagración de Brasil por el rector del Santuario del Cristo Redentor desde un helicóptero. Un evento que solo había ocurrido en la inauguración de dicho monumento en 1931.

Los rostros sonrientes de los hombres y mujeres provocados por esta iniciativa son un recordatorio para mantenerse vigilantes y cumplir con las restricciones establecidas. Esto es lo mínimo que podemos hacer por dichos profesionales.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.