Buzo convence a un pulpo para que abandone un vaso de plástico a cambio de una concha

Publicado 25 febrero, 2020 por Olivia Martin
pulpo-vaso-concha-video
PUBLICIDAD

En la actualidad los conservacionistas estiman que los desechos que deambulan por el océano ascienden a más de 260,000 toneladas. Los diferentes tipos de plásticos no solo contaminan las aguas, sino que también son peligrosos para la vida marina que queda atrapada en ellos.

Conmovedor, inspirador y al mismo tiempo preocupante, así es el vídeo que se ha hecho viral en YouTube donde el buzo Pall Sigurdsson en Lembeh, Indonesia, convence poco a poco a un pulpo bebé a cambiar de hogar. Desde un vaso de plástico a una concha marina.

Sigurdsson es un ingeniero y entusiasta del buceo de Islandia que disfruta filmando animales que encuentra durante sus aventuras submarinas. Tanto él como el resto del equipo estaban tan dedicados a ayudar a este pequeño pulpo veteado que dedicaron toda su inmersión hasta lograr persuadir al nuevo amigo para que cambiara a un hogar natural.

Cambia el vaso de plástico por un caparazón perfecto

El vídeo muestra a Siggurdsson y a otros buzos ofreciendo con mucha paciencia varias conchas diferentes al animalito. Pasado un rato y varios intentos, cuando el pulpo elige su nuevo hogar, se mueve, llevando aun el “equipaje de plástico” a la espalda. Finalmente deja el vaso que había usado como refugio.

Los pulpos veteados también son conocidos como pulpos cocos porque nacen con el instinto de protegerse al buscar coco o almejas para hacer una casa móvil.

Según comenta Pall, no es la primera vez que veía a pulpos haciendo casas con basura. Son animales inteligentes que utilizan su entorno, sin embargo, en ausencia de materiales naturales, utilizan cualquier cosa que encuentren en el fondo del océano.

Esto no solo significa que el pulpo queda vulnerable a los depredadores debido al plástico transparente, sino que los depredadores a su vez, se comerían el pulpo junto con el vaso. Por tanto es casi seguro que el depredador también muera, continuando así el ciclo de contaminación.

Sigurdsson asegura que algunos días ve tanta basura que es casi imposible filmar criaturas marinas sin incluir también los desperdicios. Una vez incluso vio a una familia de peces anémona viviendo junto a una batería corroída.

El plástico es el principal contaminante en los océanos. La mayoría de las personas hablan sobre las partes que pueden ver, lo que flota. Pero eso solo es la superficie del problema, una ínfima parte del daño a la naturaleza y la vida animal.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.