Una pareja se encuentra con un calamar gigante en una playa de Sudáfrica

Publicado 20 junio, 2020 por Vanessa P.
calamar-gigante
PUBLICIDAD

Adele Grosse y su marido se encontraban caminando una mañana cuando se encontraron con los restos de un calamar gigante en la playa de Golden Mile, situada en Britannia Bay, Sudáfrica. Cuando lo vieron estirado en la arena, en perfecto estado, se quedaron sin aliento. Aquella criatura parecía un animal prehistórico, y allí estaba, delante de sus ojos. La primera reacción de Adele fue intentar devolverlo al océano pero, al observarlo con cuidado, se dio cuenta de que estaba moribundo.

Los avistamientos de calamares gigantes son muy poco comunes

Los avistamientos de calamares gigantes son un acontecimiento muy poco común. Generalmente, ocurren solo una vez en años. Se trata de una criatura enorme y carnívora, que tiene los ojos más grandes conocidos en el reino animal, y verla resulta más que extraño.

Después de compartir algunas fotos en sus redes sociales, Adele Grosse se puso en contacto con Wayne Florence, curador de invertebrados marinos en los Museos Iziko de Sudáfrica. El equipo de Florence recogió al animal y lo almacenó para poder estudiarlo adecuadamente y saber por qué murió y otros datos interesantes sobre la especie. Existen muchos misterios alrededor de la figura del calamar gigante, y quizás este hallazgo ayude a aclarar algunos de ellos.

Adele Grosse se encontró con un calamar gigante en la playa, pero no pudo salvarle la vida

Cuando Adele y otros turistas que se encontraban en la playa vieron al animal, intentaron arrojarlo de vuelta al agua, pero pesaba tanto que no pudieron moverlo. Para los presentes la situación fue muy triste, porque el calamar todavía estaba bombeando tinta y todavía succionaba con sus tentáculos al tocarle. Finalmente, nadie pudo hacer nada más que dejarle descansar en paz. 

El fallecimiento del calamar, según la propia Grosse, pudo deberse a que en la noche anterior el océano estuvo revuelto. A pesar de que inspeccionaron su cuerpo, no encontraron mordiscos ni lesiones, así que lo probable es que fuera el agua la que empujó a la criatura hacia la playa.

El calamar gigante medía más de cuatro metros, pesaba 300 kilos y tenía tan solo dos años

Los expertos afirman que el calamar gigante que se encontraron Adele y su pareja en la playa medía más de cuatro metros, pesaba más de 330 kilos y tenía tan solo dos años. Se trata de una criatura que normalmente vive a mil metros de profundidad en el océano, y se alimenta de peces, otros cefalópodos e incluso de otros calamares gigantes. Tiene ocho brazos, dos tentáculos más largos que los demás para atrapar presas y ventosas dentadas que le dan una capacidad de succión bastante poderosa. Cuando come, arranca pequeños trozos de la presa que atraviesan su cerebro hasta llegar a su esófago.

Una descripción propia de un monstruo, ¿Verdad? ¿Cuál hubiera sido tu reacción si te encontrases con uno tirado en medio de la playa mientras das un paseo?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...