20 señales y carteles informativos tan surrealistas que cuesta creer que sean de verdad

Publicado 25 enero, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
carteles-anuncion-surrealistas
PUBLICIDAD

Carteles a pie de calle. Son una de las formas más simples y económicas de anunciar algo, dar un aviso u ofertar o demandar un servicio. Hasta ahí todo bien. El problema viene cuando exigimos, explicamos las cosas para tontos o, peor aún, lo hacemos con faltas de ortografía o errores semánticos.

Hoy conoceremos 20 carteles y señales realmente surrealistas que debieron dejar completamente pasmados a las personas que contaron con el dudoso placer de toparse con ellos. Sin embargo, de lo que sí estamos seguros es que se convirtieron en motivo de risa.

Lo cierto es que, después de ver algunos de ellos, estamos convencidos de que tendréis sentimientos encontrados, aunque todos tendrán que ver con la incredulidad, el asombro, el humor o incluso la ira. Comencemos:

Así de claros y contundentes son los carteles de Varsovia, Polonia, dirigidos a quienes se les pase por la cabeza miccionar en la vía pública

Y después otro y luego otro más. Y así sucesivamente hasta el fin del mundo

Bienvenidos al comercio donde siempre es de noche

Gracias por el aviso, evitaremos el fondo del lago a toda costa, aunque me va a costar convencer al grupo

«A la parrilla, como me gusta…»

¿Y si no ves el precio? ¿También se pagaría la mitad?

Entonces… a ver si me aclaro, lo que quiere son palomos vivos, ¿no?

Pero ¿entonces a los cocodrilos sí que puedo darles voces?

A este lumbreras sí que lo ataba yo…

A alguien le debió de dejar la novia y quiso pagarlo misóginamente con el resto…

Ah bueno, si son robados entonces sí los quiero

Amén hermano, ¡viva Chuck y su patada giratoria!

¿Habéis probado las «piernas de pescado»? ¡Están de muerte!

Un trabajador que trabaje…

Y ante todos ustedes: ¡el colmo de la estupidez humana!

¿Ah sí? Yo pensé que me traían las paredes ya pintadas a casa

Si son clases de natación acuáticas entonces no me interesa. Soy más de clases de natación aéreas

No me queda claro si Rosita plancha también a medio día…

El «nervio asiático» nos a traído por el camino de la amargura a más de uno

Le faltó: «la formación corre a costa del trabajador y consiste en molerle a palos hasta que lo entienda»

Y después de ver semejante majadería de carteles, si pensabais que ya lo habéis visto todo, esto solo es la punta del iceberg. Aquí tenéis otra remesa de 36 carteles, a cada cual más estúpido.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...