in

“Coge los caramelos que quieras, pero sé considerado” Y los niños lo fueron, pero mirad a esta madre

Ya ha pasado esta fiesta anglosajona por excelencia, Halloween. La celebración de la noche de los muertos es bastante divertida, sobre todo si eres un joven o adolescente y sales a pedir caramelos.

Seguramente habréis visto a grupos de niños con los más variopintos disfraces, muchas veces acompañados de algún adulto. Siempre pensamos que si van con algún adulto ya se encargará él de que los jóvenes no hagan ninguna travesura ni discutan por los caramelos.

Lo que pasa es que, a veces, los adultos son mucho peores que los niños y esto es lo que pasa en el siguiente vídeo.

Una familia decide salir a cenar la noche de brujas, y dejaron unas cajas con dulces y gominolas para que los niños pudiesen coger algunas. En previsión de que alguien se llevara todas, dejaron un cartel donde ponía “sírvete tu mismo, pero sé considerado”. Todos los niños son más o menos respetuosos y cogen algunos caramelos, dejando siempre para que el próximo que venga se lleve alguno… hasta que llega esta señora y decide que todo es poco para ella.

El mensaje es un poco triste, porque si esto es lo que hacemos los adultos ¿cómo vamos a educar a los más jóvenes para que hagan lo correcto? En este caso no estaría de más eso de “predicar con el ejemplo”.

Fuente: InternetLasers

What do you think?

0 points
Upvote Downvote