in

Cómo hacer tus propias etiquetas personalizadas para botes y cajas

¿Cuantas cajas y botes tenéis por casa que no sabéis realmente lo que contienen? En mi caso no son pocos, y es algo realmente molesto. Hay muchas formas de solucionar este problema, pero casi todas pasan por colocar una etiqueta a la caja o bote en cuestión.

De eso va el artículo de hoy. Os vamos a mostrar una forma de hacer vuestras propias etiquetas a un precio bastante barato y que además son chulisimas. Para poder hacerlas necesitaremos lo siguiente:

  • Cinta de embalar extra fuerte
  • Tijeras
  • Papel
  • Impresora de inyección de tinta
  • Un palillo de madera de punta redondeada o una cuchara 

Paso 1 – Imprimir

Primero debemos elegir el diseño de nuestra etiqueta en el ordenador. La complejidad de este trabajo depende de vosotros. Podéis hacerlas como más os gusten, pero os recomendamos hacerlas en color negro. Por alguna extraña razón las tintas de color no se transfieren tan bien a la cinta adhesiva.

Paso 2 – Pegar

Colocaremos una o varias tiras de la cinta de embalar sobre el diseño de nuestras etiquetas. Es importante que queden bien pegadas y sin burbujas.

Paso 3 – Recortar

Con las tijeras recortaremos las etiquetas con el tamaño que queramos. Debemos asegurarnos que la cinta se pega bien a la tinta. Para que estos sea posible presionaremos con el palo de punta redondeada o con la cuchara las zonas en las que la tinta esté en contacto con la cinta adhesiva.

Paso 4 – Remojar

Sumergimos las etiquetas en agua tibia. El tiempo que debe estar en remojo puede variar desde 20 minutos a 1 hora. Cuando veamos que el papel se despega fácilmente de la cinta adhesiva este será el momento de sacarlas.

Paso 5 – Secar










Retiraremos el papel con cuidado de la cinta adhesiva. Para secar lo mejor es colocar la etiqueta encima de una toalla con la parte pegajosa hacía arriba. Cuando se seque volverá a pegar igual que si no la hubiésemos mojado nunca.

Paso 6 – Colocar

El paso final es colocar a etiqueta en donde deseemos. Quedan muy bien en botes de vidrio, pero también podemos pegarlas en madera, plástico y/o cartón. En la siguiente imagen podéis ver lo bien que se adaptan a los tarros de cristal.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote