in

¿Almohadas amarillentas? Aprende a lavarlas así para que queden perfectas

A lo largo de nuestra vida podemos hacer un montón de cosas diferentes. Bailar, viajar, hacer deporte, y un largo etc que dependerá de nuestros intereses. Pero si hay algo que hacemos todos sin excepción es dormir.

Una tercera parte de nuestra vida la pasamos en la cama. Por ese motivo hay que ser especialmente cuidadoso con la higiene del dormitorio. Ya sabemos que no es buena idea hacer la cama nada más levantarnos. Lo ideal es dejar que se airee unos minutos para eliminar acaros.

Pero ¿qué hay sobre la almohada? ¿cómo la lavamos correctamente? Además de eliminar la suciedad que se acumula hay que asegurarse de que siga manteniendo sus consistencia. A continuación os mostramos 2 de las mejores maneras de limpiar vuestra almohada.

Para lavar nuestra almohada de plumas o sintética necesitaremos:

  • 1 cucharada de detergente
  • 1 cucharada de lavavajillas
  • 1 cucharada de blanqueador
  • 1/2 taza de Borax (sal de boro)

Retiramos la funda, algunas almohadas llevan varias fundas, hay que asegurarse de retirarlas todas. Introduce la almohada en la lavadora. Es mejor si lo hacemos con 2 piezas, ya que equilibrarán el tambor de la máquina.

Agrega la mezcla de detergente, lavavajillas, blanqueador y sal de boro directamente al tambor de la lavadora. Programa la máquina para que lave con agua caliente y realice 2 aclarados y no haga centrifugado.  Ahora solo tenemos que esperar que acabe.

Una vez finalizado el proceso sacamos las 2 almohadas y las estrujamos para eliminar el exceso de agua. Para secarla utilizaremos una secadora. Metemos los almohadones en la secadora junto con un par de pelotas de tenis que, previamente, habremos introducido en unos calcetines o medias.

Las pelotas de tenis facilitarán secado y además harán que los almohadones queden mullidos. Si no disponemos de secadora, la mejor opción es secarlas a pleno sol. Eso si, cuando acabemos deberemos golpearlas nosotros mismos para que evitemos que se hagan nudos y zonas más duras.

Cómo lavar nuestra almohada si es de viscoelástica:

Las almohadas del viscoelástica son un poco más delicadas que las de plumas o las sintéticas. En primer lugar no podemos exponerlas a un calor demasiado elevado o se estropearían. Por eso hay que lavarlas a mano, con agua templada o fría y no se pueden meter en la secadora.

Llenaremos un barreño con agua tibia o fría y le añadimos una cucharada de detergente. Introducimos la almohada y la estrujamos varias veces para que entre y salga el detergente.

Una vez hecho esto viene deberemos aclarar la almohada varias veces. Esto puede llevar incluso más tiempo que el lavado en si, ya que hay que asegurarse de que no quede nada de detergente.

Como ya hemos dicho antes la viscoelástica es muy sensible al calor extremo por lo que tendremos que secarla a mano. La mejor forma es colocar la almohada encima de una toalla blanca y dejarla al sol. Este material retiene mucho la humedad, así que deberemos estrujar bien para asegurarnos de que no queda nada de agua.

Con estos 2 sencillos trucos podrás lavar tus almohadas sin miedo a que se estropeen.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote