in

Cómo mejorar tu vida de manera eficaz en 4 semanas

¿Cuánto tiempo necesitamos para dar un giro a nuestra vida? Apenas 4 semanas son suficientes para poner en marcha una serie de sencillos cambios que nos permitan ser feliz.

Crecer, desarrollar nuestro mundo interior y romper con la monotonía es posible. Comienza ahora y sé feliz con estos 12 pasos para vivir mejor.

Semana 1. Organiza cuerpo y mente

pexels-photo
Nada puede construirse sobre unos pobres cimientos, por ello lo primero que tenemos que hacer es una limpieza profunda de nuestros malos hábitos y apegos.

1. Levántate temprano

Levántate una hora antes de lo que lo haces habitualmente, suena más duro de lo que es en realidad, pero la mayoría de las personas que implementan este cambio, no vuelven atrás, sino que al contrario, suelen adelantar aun más su despertar.

Como te contamos anteriormente, levantarse más temprano tiene múltiples ventajas. La primera silencio y tranquilidad para concentrarte y completar algunas tareas claves. En segundo lugar, reduce enormemente el estrés, pudiendo organizar la casa, la comida y nuestra imagen antes de ir al trabajo, sin prisas.

No vas a imaginar hasta qué punto puede cambiar tu vida, si te levantas con buen pie.

2. Come bien y ligero

La comida es nuestra principal fuente de energía, y del mismo modo que una buena alimentación nos activa, la comida basura, puede aplacar nuestro ánimo.

El azúcar, el alcohol, los fritos, las grasas, provocan un curioso efecto de dependencia psicológica, y cuanto más se consumen más se necesitan. Reduce su consumo, e intenta desterrarlos de tu dieta, en unas semanas te darás cuenta de que no tienes necesidad ninguna de consumirlos.

Reduce también las raciones individuales, usa platos más pequeños y mastica más, y come sin televisor. Y recuerda, desayunos fuertes, comidas justas y cenas ligeras.

3. Muévete

No hay mente sana sin cuerpo activo. No es necesario lucir como un modelo, pero si hay que moverse. Nuestro cuerpo es una máquina, y la falta de actividad lo atrofia.

No importa cómo lo hagas. Práctica yoga, sal a correr, camina siempre que puedas, baila o juega a algún deporte en equipo, pero hagas lo que hagas, planifica tu ejercicio. Ponte metas, e intenta superarte a ti mismo.

La falta de planificación de actividades deportivas nos hace abandonar pronto, pues aunque no es una obligación, es importante. Y las cosas importantes deben hacerse con tiempo y de forma ordenada.

4. Libérate de las preocupaciones e inspírate

Piensa. Visualiza tus objetivos, analiza los cambios que vas a implementar y estudia las tareas que debes hacer para alcanzarlos. Lee artículos, libros e historias inspiradoras, que te ayuden en tu camino.

Detrás de cada mal hábito que tenemos, existen una gran cantidad de procesos mentales que debemos cambiar. Pensar en ellos, desmontar nuestras falsas creencias y empoderarnos, es fundamental si queremos tener éxito.

Semana 2. Limpia tu vida

cambios personales 4

La vida es como un armario, o te deshaces de la ropa inútil y vieja, o no encontrarás nada que te valga dentro de él.

1. Limpia lo material

Deshazte de todo lo que no sirva o estorbe. Guardar lo viejo sin un propósito concreto no vale para nada, por ello tíralo, dónalo, regálalo, o si tiene valor, véndelo.

Cada cosa que guardas en casa, no solo ocupa espacio, sino que se lleva una parte de tu energía. Haz limpieza de tu habitación, armario, escritorio, oficina, casa y trastero.

Cuanto termines, no sólo sentirás que has dejado atrás muchas cosas, sino que te has librado de muchas cargas. Conserva solo lo útil y lo positivo, lo que te de fuerza y te haga sonreír.

2. Limpieza de tareas incompletas

Todos los años haces una lista de propósitos, que acabas postergando hasta el año siguiente sin éxito ninguno ¿por qué? ¿lo deseas realmente?

Los cambios y propósitos deben ilusionarnos y darnos ganas de empezar, pero sí suponen una carga, no los completaremos. Es hora de liberarte de aquellas tareas que te auto impones y solo sirven para sumar un fracaso más a tu balance anual.

Solo hay dos opciones, o lo haces o lo tachas para siempre de tu lista de tareas. Responsabilízate de tus proyectos y deseos. Los cambios requieren esfuerzo, y debemos concentrar nuestras fuerzas en lo verdaderamente importante.

3. Limpieza de relaciones sociales

Las personas que no suman, restan. Elimina de tu vida a todas a aquellas personas, familiares, amigos y compañeros de trabajo que te hacen sentir triste o de mal humor. De aquellas personas que hacen de la crítica destructiva un modo de vida y con todo aquel con quien no tengas cosas en común.

Di no, sé sincero y libérate de estas personas dañinas. Si no puedes totalmente, sé profesional y cumple con las obligaciones familiares o profesionales, pero no dediques más tiempo del estrictamente necesario.

Semana 3: Planes, metas y sueños

cambios personales 3

La primera semana te liberaste de las preocupaciones y la segunda, de las tareas incompletas. Ahora que sabes lo que quieres realmente y lo que no, es hora de planificarse.

1. Haz una lista

Haz una lista, pero recuerda que, cualquier cosa que pongas en ella está ahí para ser completada. Repásalas, y planifica cuándo, cuánto y donde se llevarán a cabo.

No solo pienses en responsabilidades y dinero, deja sitio para las ilusiones, pero recuerda siempre poner una fecha y cúmplela.

2. Escribir la lista de lo imposible

Es un ejercicio muy sano, y divertido. Apaga tu lógica por unos segundos, y haz una lista con todos tus sueños imposibles. Acabar con el hambre en el mundo, subir el Everest, esas cosas que son tan improbables que se cumplan que no deben de estar en tu lista de tareas.

Soñar, es importante y los valores que salen a la luz en este ejercicio nos motivarán en nuestro viaje. Además, no os podéis imaginar las vueltas que da la vida, y antes o después te acabarás sorprendiendo a ti mismo cuando de repente taches de tu lista de imposibles una meta que aunque te parecía inalcanzable, conseguiste realizar.

3. Planes al día

La mejor manera de cumplir objetivos y completar tareas es ser constante y realista. Planifica tu día adía, con la certeza de que eres capaz de asumir las tareas que te asignas. De esta forma tu productividad aumentará exponencialmente y paso a paso irás recorriendo el camino hacia tus metas casi sin darte cuenta.

Semana 4: Amplía tu mundo

cambios personales 2

1. Vive

Si has decidido cambiar es porque percibes que tu estilo de vida actual no te satisface por completo. Por fortuna todos podemos mejorar, dejar atrás nuestros miedos y frustraciones y renovar nuestra forma de vivir.

Para ello, prueba cosas nuevas, conoce gente y sal de tu zona de confort. Experimenta el mundo con nuevos ojos, y anímate a probar cosas que hasta ahora no te permitías.

2. Enfréntate a tus miedos

¿Miedo a las alturas? ¿a las arañas? Enfréntate a ellos, y haz una catarsis personal. Pero no solo con tus fobias, no te olvides de tus complejos. Acéptate, y libérate de todos ellos.

3. Reserva tiempo para descansar

No todo puede ser hacer y completar, debes reservar tiempo para descansar. Desconecta del trabajo, las redes sociales y los grupos de whatsapp y dedica tiempo para ti, para seguir pensando en todo lo que has conseguido en estas 4 semanas y animarte a continuar con ello. Aprende a felicitarte por tus logros y animarte en tus tropiezos, porque los tendrás. Lo importante no es no fallar, es aprender de los errores y para ello es necesario mantener a raya el estrés.

Tras estas cuatro semanas, te sentirás mejor y más satisfecho contigo mismo. Listo para continuar implementando cambios en tu vida. Suerte

Fuente: Svetlana Pokrevskaya vía: genial.guru adaptación lavozdelmuro.net

What do you think?

0 points
Upvote Downvote