Muchas veces nuestras suculentas pierden hojas, al cambiarlas de lugar, trasplantarlas o simplemente por un descuido. No pasa nada! Te enseñaré como puedes obtener una nueva planta! 

 

   Lo primero que queremos es que nuestra hojita comience a sacar raíces y para ello debes buscar un soporte bajo(SIEMPRE CON AGUJERO DRENANTE), con uno o dos centímetros de tierra es suficiente. Colocaremos las hojas tumbadas en la superficie en un lugar con poca luz hasta que veas aparecer alguna hojita nueva.

  Ahora ya es el momento de empezar a darles un poquito de agua, pulverizando como mucho dos veces a la semana. Recuerda que las hojitas están repletas de agua de reserva. 

  No te preocupes si la hoja inicial se empieza a estropear! Es buena señal! 

  

Cuando veas que tu hoja ya se ha convertido en una pequeña suculenta, es el momento de darle claridad (poco a poco!).De la misma manera puedes regar mas habitualmente.

Lo ideal es que no te impacientes en el trasplante! Aunque veas que tu hojita ya ha crecido lo suficiente, puede sufrir mucho con el cambio y morir.

Lo importante es tener paciencia!! Mucha suerte!! 

Publicado en Verde