in

Con esta receta verás que las pizzas caseras de masa fina no son tan difíciles como parecían

pizza_1

Prácticamente a todo el mundo nos gusta la pizza. Aunque sus orígenes son italianos, es una de esas pocas comidas que está extendida por todo el mundo. De hecho, es una forma magnífica de comer un montón de grupos de alimentos en una misma comida, como carnes, vegetales y lácteos, entre otros.

Hoy quería compartir con vosotros la manera definitiva de hacer una pizza casera en casa. Descubriréis que no es tan complicado ni tan laborioso como muchos piensan. No está de más si digo que podéis variar los ingredientes, a fin de hacer la pizza que más os guste. Estos son los ingredientes que vais a necesitar:

Ingredientes

para la masa de una pizza mediana:

  • 100 ml de agua
  • 150 gr. de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Medio sobre de levadura seca de panadería (o 10 gr. de levadura fresca.)
  • 15 gr. de aceite de oliva virgen

para la salsa de tomate: 

  • 2-3 tomates frescos
  • albahaca seca
  • orégano
  • sal
  • azúcar

para la parte superior de la pizza:

Aquí, por supuesto, podéis elegir los que más os gusten. Nosotros hemos escogido estos:

  • salchichas
  • cebolla
  • pepinillos
  • tomate
  • champiñones
  • queso
  • salchichón

En este vídeo podréis ver todo el proceso de elaboración muy bien explicado. Eso sí, no hagáis caso de las cantidades, porque no se corresponden con las que estamos usando aquí

pizza_2

Una vez tengas la masa, engrasa la bandeja del horno muy bien con un poco de aceite de oliva y ponla encima. Esto evitará que la pizza se pegue.

pizza_8

Para la salsa de tomate, escalda los tomates con agua hirviendo y después retira la piel y licúalos. Añade la albahaca, orégano, aceite, la sal y el azúcar. Pon a hervir todo durante 5 minutos y deja enfriar. Después extiende la salsa por la superficie de la masa

pizza_3

Trocea todos los ingredientes que tienes pensado echarle a tu pizza

pizza_4

Distribuye bien los ingredientes para que todo se haga en el horno como es debido

pizza_5










Después añade el queso y precalienta el horno a 220 grados. Una vez esté caliente, pon la pizza dentro durante 15 o 20 minutos

pizza_6

Después de la espera (vigila el horno de vez en cuando), nuestra pizza estará lista para comer.

pizza_7

Consejo: como no todos los hornos son iguales y a mucha gente le gusta la masa más crujiente, puedes meter primero la pizza con la salsa de tomate en el horno durante 10 minutos y luego añadir el resto de ingredientes durante otros 15-20 minutos. Así la masa permanecerá más tiempo horneándose.

Fuente: Fishki.net traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

What do you think?

0 points
Upvote Downvote