in

Conoce a los unicornios de mar, uno de los habitantes más extraños del fondo marino

pirosomas_1

¿Os acordáis de los calamares gigantes y de los peces abisales?. En esta misma línea, y porque los fondos marinos siguen ocultando un montón de secretos, queríamos desvelaros a una criatura que siempre ha despertado la fascinación de los biólogos marinos, y no es difícil adivinar por qué.

La criatura en cuestión se llama pirosoma y es increíblemente difícil de encontrar, por eso se le conoce cariñosamente como “el unicornio del mar”. Una de sus rarezas es que no es un único organismo, sino que está formado por colonias de cientos o miles de zooides. Estos son increíblemente pequeños, de apenas unos milímetros, pero cuando se juntan, gracias a la ayuda una túnica gelatinosa, conforman el pirosoma. Conozcámoslos un poco más en profundidad:

De todas las extrañas criaturas que viven en nuestros océanos, el pirosoma sin duda es uno de los más sorprendentes

pirosomas_14

Tienen forma de tubo hueco, abierto en un extremo y cerrado en el otro. Formados por colonias de cientos, o incluso miles, de zooides unidos mediante un tejido gelatinoso, algunos pirosomas pueden llegar a tener una abertura de hasta dos metros; un tamaño lo suficientemente grande como para que un ser humano adulto cupiese dentro

pirosomas_2

pirosomas_16

Gracias a la túnica gelatinosa por la que están unidos, los zooides pueden moverse al unísono para desplazarse con sus movimientos ondulantes tan característicos

pirosomas_3

Los pirosomas pueden llegar a medir hasta 18 metros de largo, por lo que verles en movimiento puede ser todo un espectáculo

pirosomas_4










Su tamaño dependerá de cuántos zooides conformen su estructura. El tamaño final del pirosoma dependerá de la especie y de la edad de los zooides

pirosomas_5

Se mueven por multitarea. Los pirosomas son filtradores – que comen plancton – y hacen su alimentación por filtración de agua rica, y luego la expulsan del interior por el hueco de la colonia

pirosomas_6

Además son criaturas bioluminiscentes, que producen una luz azul verdosa que puede ser vista a más de 100 metros de distancia

pirosomas_7

Cada zooide es capaz de emitir luz por sí mismo y, cuando lo hace uno, sus vecinos también lo hacen. A veces la luz de una colonia hará que empiece a iluminarse otra colonia

pirosomas_8

Su textura al tacto es suave y esponjosa. De hecho, la bióloga marina Rebecca Helm los ha descrito como “una boa de plumas exquisitamente suave”

pirosomas_9

pirosomas_10

“Con la fuerza combinada de cada zooide, el agua está siendo impulsada en esta cavidad y luego la expulsan por la parte trasera de la colonia, por lo tanto la propulsan a lo largo de ella, en un maravilloso acoplamiento de alimentación y movimiento”, explica el biólogo David Bennett

pirosomas_11

Algún día, los pirosomas podrían llegar a curar enfermedades humanas. La bioluminiscencia -especialmente la versión colectiva que realizan los zooides pirosomas- sigue siendo un misterio para los científicos, pero la investigación de criaturas luminiscentes, podría llevarnos a una nueva comprensión de la biología celular

pirosomas_12

pirosomas_13

Si alguna vez estáis nadando en el océano os topáis con uno de estos gigantes bonachones, recordad que estáis viendo a uno de los especímenes más sorprendentes del reino animal y que son muy difíciles de ver

pirosomas_15

A continuación os dejamos un vídeo para que podáis admirar la extraña belleza de los pirosomas

pirosomas_17

Fuente: fishki, с-56 guard submarine

What do you think?

0 points
Upvote Downvote