in

Conoce el principio 90/10, la receta para tener una vida más feliz

Por suerte o por desgracia, durante estos años he conocido a mucha gente que pasa el tiempo culpando a otros o a las circunstancias de lo que le ocurre en la vida.

Yo mismo fui uno de ellos, lo confieso. Hubo un tiempo, al terminar la carrera, que sentía que no encontraba trabajo “porque la cosa estaba mal”, que no quedaba con mis amigos “porque ellos no me llamaban”, que discutía con mis padres “porque ellos no me entendían”. ¿Ves el patrón? Exacto, responsabilizaba a otros de todo lo que ocurría en mi vida, hasta que comprendí que, en realidad, era en parte culpa mía.

El escritor estadounidense Stephen Covey, expone muy bien esta idea gracias a su principio 90/10, una filosofía de vida que mejorará tus relaciones sociales y que te ayudará a pensar en positivo.

El principio 90/10 para ser más feliz

metodo 90 10 3

Según el autor, un 10% de lo que sucede en tu vida está relacionado con lo que ocurre, mientras que el 90% restante está determinado por la forma en que reaccionamos a lo ocurrido.

Sobre el 10% no tenemos ningún tipo de control, es decir, no podemos evitar que el coche se rompa, llueva o el metro se retrase. El otro 90% es diferente y depende de nosotros mismos, ya que tiene que ver con cómo actúas ante esos obstáculos o eventualidades.

Para comprenderlo mejor, una sencilla historia.

metodo 90 10 4

Desayunando con tu familia.
Tu hija tira una taza de café y salpica tu camisa de trabajo.
Tú no tienes control sobre lo que acaba de pasar.
Lo siguiente que suceda será determinado por tu reacción.
Tú maldices.
Regañas severamente a tu hija porque te tiró la taza encima.
Ella rompe a llorar.
Después de regañarla, te vuelves a tu esposa y la criticas por colocar la taza demasiado cerca de la orilla de la mesa.
Y sigue una batalla verbal.
Tú, dando voces, vas a cambiarte la camisa.
Cuando regresas, encuentras a tu hija demasiado ocupada llorando, terminándose el desayuno y arreglándose para irse a la escuela.
Ella pierde el autobús.
Tu esposa debe irse inmediatamente para el trabajo.
Tú te das prisa en ir al coche y llevas a tu hija a la escuela.
Debido a que tú ya llegas tarde, conduces a 80Km/hora en una avenida cuya velocidad máxima es de 50Km/h
Después de 15 minutos de retraso y obtener una multa de tráfico por 60€, llegas a la escuela.
Tu hija corre a la escuela sin decirte adiós.
Después de llegar a la oficina 20 minutos tarde, te das cuenta que se te olvidó la carpeta.
Tu día empezó terrible. Y parece que se pondrá cada vez peor.
Ansías regresar a casa.
Cuando llegas a tu casa encuentras un pequeño distanciamiento en tu relación con tu esposa y tu hija.

¿Por qué? ¿Por qué tuviste un mal día?¿Fue el café, tu hija o el policía? ¿O acaso fuiste tú? Sabes la respuesta.

Obviamente tu no tuviste control sobre esa taza de café, pero si sobre los 5 segundos siguientes, lo que determinó el resto de tu día.

Lo que debió suceder…

metodo 90 10 2

El café te salpica.
Tú hija está a punto de llorar.
Entonces tú le dices: “No te preocupes, cariño, sólo necesitas tener más cuidado la próxima vez”.
Después de ponerte una camisa limpia y tomar tu carpeta, regresas al comedor, y ves a tu hija tomar el autobús escolar sonriente. Te despides de tu esposa y vas a la oficina sin prisas.

Diferente ¿verdad? Nuestra vida depende más de nuestros actos y actitudes que de nuestras circunstancias. 

 

Cómo aplicar el Principio 90/10.

gente rie
Aplicar este principio no es sencillo, requiere algo de práctica. En primer lugar debes serenarte y controlar tu estrés. Tomate 5 segundos para reaccionar, y piensa si lo que vas a hacer o decir tendrá un efecto positivo o por el contrario te perjudicará a ti y  los que te rodean.

No hagas caso de los comentarios negativos, usa una sonrisa como escudo. Oblígate a iniciar buenas acciones y ser parte de las cadenas de favores, sin esperar nada a cambio.

Y sobretodo se consciente del principio 90/10, y elige no condicionar la mayor parte de tu vida por ese pequeño 10% que no controlas, pues de lo contrario serás esclavo de las circunstancias y no vivirás tu vida conforme a tus deseos.

Fuente: labioguia.com

What do you think?

0 points
Upvote Downvote