in

¿Conocéis la paradoja del imbécil y el pescador? No os perdáis este vídeo

En las empresas y escuelas de negocios existen personas que se creen poseedores de la verdad más absoluta y que su opinión es ley. Incluso si no pueden imponerla a los demás, creen que su razón es la única que cuenta.

Incapaces de ver otros puntos de vista, tratan de explicar a los demás cómo sacar más rentabilidad de su negocio, como hacer mejor su trabajo, cómo ser más felices con su pareja y familia. Es lo que llamamos un perfecto imbécil.

Lo peor de todo es que muchos de nosotros nos dejamos enredar por sus objeciones y consejos, entregándonos de por vida al trabajo, el dinero y el estrés. ¿Y para qué? ¿Una miseria de jubilación cuando los achaques de salud hacen presencia y la parca se torna visible?

Tal vez debamos valorar más las pequeñas cosas de la vida, y el profesor Carlos Taibo tiene una magnífica historia que habla sobre ello. No os perdáis la paradoja del imbécil y el pescador, una manara distinta de vivir la vida.

Original: La paradoja del imbécil

What do you think?

0 points
Upvote Downvote