10 consejos útiles para tener una piel saludable y bonita

Publicado 28 julio, 2020 por Tamara Lopez
arrugas-fumador
PUBLICIDAD

Todos soñamos con tener una piel perfecta y brillante, pero en muchas ocasiones es algo muy difícil de conseguir. En la actualidad, la industria cosmética se ha convertido en un mercado plagado de productos de todo tipo, lo cual puede hacer que sea extremadamente complicado encontrar aquéllos que mejor se ajustan a nuestro tipo de piel.

Es por ello que hoy te traemos 10 consejos útiles para tener una piel saludable y bonita.

1. Evita tocarte la piel si no tienes las manos limpias

Lo primordial para una piel sana y bonita es la higiene. Es por esto que lo más adecuado es no tocarse la cara sin haberse lavado las manos previamente.

El motivo es que en esta parte del cuerpo se acumulan bacterias que al entrar en contacto con la piel pueden causar granos, arrugas e incluso cicatrices.

2. Mantén una buena hidratación tanto por dentro como por fuera

Todos los expertos coinciden en que la hidratación es esencial para el cuidado de la piel, pues ayudará a que se vea más luminosa y tersa.

Por ello, es muy importante elegir productos que contengan fórmulas hidratantes, y beber la cantidad de agua adecuada para mantener un buen nivel de hidratación en el cuerpo a lo largo del día.

3. Evita usar una excesiva cantidad de productos

Este es uno de los errores más comunes a la hora de cuidarse la piel. Muchas veces pensamos que para que ésta se vea sana y radiante debemos usar muchos productos, pero en realidad es todo lo contrario. 

Usar demasiados cosméticos puede llegar a dañar la piel. Esto es porque cada uno está formulado con numerosos ingredientes activos, que en grandes cantidades pueden obstruir los poros, producir acné y dañar la barrera cutánea.

4. Di no al tabaco

Fumar hace que nuestra piel tenga una apariencia envejecida y contribuye a la aparición de arrugas. Esto se debe a que el tabaco hace que los pequeños vasos sanguíneos de las capas más externas de la piel se estrechen. ¿Las consecuencias? El ritmo sanguíneo disminuye y la piel adquiere una apariencia más pálida, además de que reduce la cantidad de oxígeno y nutrientes.

Por otro lado, el tabaco daña el colágeno y la elastina, que son las fibras encargadas de la fuerza y elasticidad de la piel. En cuanto a las arrugas, las repetitivas expresiones faciales que se hacen al fumar aceleran su aparición.

Todos estos efectos tan perjudiciales han sido probados en numerosos estudios sobre el tabaquismo y sus daños tan perjudiciales para la piel.

Un ejemplo es el siguiente, donde vemos a dos personas de similar edad, donde la primera sólo presenta líneas de expresión y la segunda persona es es fumadora y muestra las líneas o arrugas características del fumador.

arrugas-fumador

Derecha: dermnetnz

5. Protégete del sol

Esto es muy importante, pues el sol acelera el envejecimiento y la aparición de arrugas, favorece la aparición de manchas y aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel. Las precauciones más adecuadas son:

  • Evita la exposición solar entre las 10:00 y las 16:00.
  • Usa siempre protector solar que tenga, como mínimo, un SPF 15.
  • Usa ropa que proteja la piel, como los sombreros o la ropa de manga larga.

6. Mantén una dieta sana

La relación entre la comida y el acné todavía no está del todo clara, pero algunas investigaciones sugieren que, por ejemplo, los ácidos grasos monoinsaturados (como los del aceite de oliva) son buenos para la piel. También lo son las frutas, los vegetales y las proteínas, que ayudarán a que la piel parezca más joven.

7. Controla el estrés

Tras varias investigaciones, se ha establecido una relación entre el estrés y los problemas cutáneos. Esto quiere decir que las personas sometidas a altos niveles de estrés son más propensas a sufrir problemas como picor de piel, pérdida de cabello o sarpullidos.

Así, reducir estos niveles puede ayudar a mejorar el aspecto general de la piel. Para ello, es recomendable practicar técnicas de relajación como el yoga o la meditación. 

8. ¡Duerme!

Dormir bien ayudará a reducir ojeras y mejorar el tono general de la piel. Mientras dormimos, todo el cuerpo se repara, y regenera la piel, los músculos, la sangre y las neuronas. Por ello, lo recomendable para un adulto es descansar entre 7 y 9 horas cada día. 

Además, estos efectos están constatados por varias investigaciones, de las cuales podemos destacar la realizada por los expertos de Estée Lauder.

9. Utiliza productos con vitamina C

La Vitamina C juega un gran papel en la piel, ya que simula los beneficios del colágeno y asiste en la protección antioxidante contra los daños producidos por los rayos UV.

Además, protege la piel del envejecimiento en cuanto a pérdida de elasticidad, de la sequedad, de las manchas químicas y de las heridas como las quemaduras.

10. Brochas sucias

Mantener una correcta higiene en las brochas de maquillaje es esencial, ya que las bacterias y aceites que se acumulan en ellas pueden causar acné, alergias o irritaciones. Además, mantenerlas limpias también contribuye a que su duración sea mayor.

A pesar de los problema que pueden causar, una encuesta dejó patente que el 61% de las mujeres que usan brochas de maquillaje las limpian menos de una vez al mes, o incluso ni las limpian. 

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...