in

Construir tu propia ‘casa hobbit’ en el jardín por 270€ es posible. ¡Ponte manos a la obra!

domo_1

Aunque no lo creáis un domo no es un invento moderno, aunque se han vuelto muy populares ya que son estructuras que podréis hacer vosotros mismos por un módico precio. El que veis en las imágenes tiene un precio de unos 270 €.

El material estrella de estas construcciones tan primitivas es la tierra. Suelen ser estructuras que van recubiertas de adobe, pero en este caso nos hemos decantado por uno recubierto de vegetación, que irá de fábula para no romper la estética de vuestros jardines, y le darán ese toque “hobbit” tan especial.

Puede utilizarse para un sin fin de cosas: como refugio de descanso, como una caseta de aperos donde podréis guardar vuestras herramientas, como despensa o si vivís en una zona de tormentas tropicales, podría ser el lugar idóneo donde refugiaros.

Aunque requiere muchas horas de trabajo, podría ser el pasatiempo perfecto para vuestras tardes de fin de semana. Aquí te explicamos cómo levantar vuestro propio Eco-domo.

1. Lo primero de todo es echarle un vistazo a los planos para saber las dimensiones que tendrá nuestro Eco-domo

domo_15
Este plano muestra las dimensiones de la base del domo y los contrafuertes que proporcionarán refuerzo a ambos lados de la puerta. Además estos actuarán como muros de contención para retener la tierra. Tendréis que hacer hacer una buena cimentación con escombros, tanto para los contrafuertes como para el radio de la cúpula, donde se irán levantando los pisos con sacos de tierra.

domo_16
Esta imagen representa las dimensiones de la zona de la puerta, el arco y su cimentación, además de las medidas donde deberemos colocar los palos de madera que harán de soporte para poder techar la entrada. Pero no os asustéis, mejor verlo paso a paso.

2. Cimentación y base de nuestro Eco-domo

domo_3
Lo primero es hacer una zanja que recubriremos de escombros. Sobre estos, colocaremos sacos de polietileno, que irán dobles para la base, llenos de grava. Necesitaremos hacer dos hileras de todo el perímetro. Cuando lo tengamos, apisonamos el terreno de alrededor para que los sacos no se muevan.

3. Medir bien el radio. Aseguraos de elaborar una circunferencia perfecta

domo_12
Aseguraros de que cada saco se encuentra a la misma distancia del centro. Repite este proceso cada vez que levantes un piso nuevo, a excepción de los últimos, donde empezarán a estrecharse para formar la cúpula.

4. Después de levantar cada piso, ayudaos de un nivel para comprobar que todas los sacos están a la misma altura

domo_5




5. Humedecer ligeramente la tierra

domo_6
Esto sirve para que la tierra que meteremos en los sacos esté mucho más compacta. Es recomendable que la manguera tenga una boquilla de pulverización para humedecer la tierra y no empaparla demasiado.

6. Llenado de sacos con tierra

domo_7
Una vez tengamos la tierra húmeda, procedemos al llenado de los sacos de polietileno. Necesitaremos dos cubos y una azada. Uno de los cubos deberemos llenarlo de tierra con la azada -en su defecto una pala-. El otro tendrá que carecer de fondo, ya que solo necesitaremos su forma para mantener el saco abierto y que se vaya llenando de forma uniforme.

7. Apisonamiento

domo_13
Una vez que vayamos levantado los pisos, tendremos que ir apisonando bien los sacos para que la tierra se compacte y todo quede correctamente nivelado.

8. Anclaje de la puerta

domo_17
Para este domo, se hicieron seis puntos de anclaje, tres en cada lado (2 en la parte inferior, 2 en el centro de donde irá la puerta y otros 2 en la parte superior), utilizando unas piezas de acero soldadas en forma de “T”. Después, cuando la cúpula esté terminada, solo hay que soldar la puerta a estos puntos de anclaje.

9. Para unificar bien cada piso, deberemos colocar alambre de espino alrededor de toda la circunferencia, tal y como se ve en la fotografía

domo_8
Con esto conseguiremos que los sacos no se deslicen al pincharse con el alambre de espino. Al tratarse de una cúpula pequeña, deberemos utilizar dos hebras de alambre.

10. Crear la forma de cúpula con los sacos de tierra

domo_18

domo_19
En las paredes rectas las bolsas o sacos irán empalmados los unos contra las otros. Sin embargo, para logar la forma de cúpula o rotonda, es necesario alinear los extremos de la bolsa al punto central. Golpea la parte inferior de cada bolsa para que se alinee con el centro de la cúpula. En la segunda foto podréis ver cómo tiene que quedar. Repetid este proceso a lo largo de toda la cúpula. Cuando lleguéis a la parte superior, el proceso se hace más pronunciado, a medida que va dismunuyendo el radio.

11. Para construir el arco de la puerta, podéis utilizar un neumático como molde

domo_9
Id colocando bien los sacos sobre el neumático hasta que cubráis toda la superficie. Cuando retiremos la rueda, la fuerza hará que nuestro arco se mantenga perfectamente.

12. Para construir el tejado de la puerta, podéis poner unas patas de una mesa que sobresalgan, justo bordeando la parte superior del arco

domo_14
Una vez tengáis esto, solo se trata de ir colocando piezas de madera de eucalipto, por ejemplo, cortadas debidamente. Barniza la madera, tanto las barras como el eucalipto, con poliuretano para una mayor durabilidad.

13. Contrafuertes

domo_20
Los contrafuertes se van construyendo al mismo tiempo que la cúpula, con el mismo proceso. Además, entre los pisos se han añadido unas barras de refuerzo para una mayor resistencia y evitar que vuelquen, justo donde los contrafuertes conectan con la cúpula. Se han construido escalonados para hacer más fácil la subida a la cúpula. La parte inferior puede utilizarse como banco.

14. Niveles superiores

domo_21

domo_22
Sigue con el mismo proceso de apisonamiento y puesta de bolsas. El voladizo entre los pisos irá aumentando a medida que vamos ascendiendo. Utiliza las lineas de cuerda en cada uno de los pisos para llegar a la forma deseada. Asegúrate de que las bolsas tienen su ángulo hacia el centro y están unidas fuertemente a las otras. Tened mucho cuidado de no pisar en la parte interior de las bolsas de los últimos niveles para que la estructura no se venga abajo. Y sobre todo mucho cuidado con el alambre de púas, ya que tendréis poco espacio para maniobrar a medida que se va estrechando el radio.

15. Una vez tengáis la cúpula terminada, toca cubrirla de vegetación

domo_24
La forma más fácil de de terminar nuestra cúpula es enyesándola. Pero en esta ocasión los constructores se han decantado por recubrirla de césped.

Para ello, recubre toda la estructura con varias capas de tela asfáltica con el objetivo de evitar la humedad del riego y aislar el interior. Después tendrás que ir llenando los laterales del domo de tierra para crear esa sensación de casa excavada en la tierra. A continuación, solo tenéis que ir plantando césped como si estuviese sobre el propio suelo.

16. Enlucido

domo_23
La zona exterior, que solo será la parte frontal, irá enlucida con cemento con pigmentos de óxido de hierro de color amarillo. Todos los bordes están redondeados ligeramente para suavizar el aspecto.

El diseño puede modificarse para añadir ventanas y otros elementos. Por internet podéis encontrar mucha información sobre este tipo de construcciones: los domos. Si os queda alguna duda, tenéis más info en la fuente.

Fuente: instructables

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Vas a ver la inmigración de una manera completamente distinta después de conocer esto

Esto es lo que ocurre cuando te aburres durante un viaje en avión y eres una persona creativa