150.000 personas fallecieron por la contaminación en las 5 ciudades más grandes del mundo en 2020

Publicado 28 febrero, 2021 por Sandra Morales
contaminacion
PUBLICIDAD

Sin duda, no olvidaremos nunca el año 2020 por las muertes y contagios que ha dejado la pandemia del coronavirus. Pero ese año también ha registrado miles de fallecimientos que han sido provocados por una causa que no siempre tenemos presente en nuestro día a día: la contaminación.

Una colaboración entre Greenpeace y IQAir

Según una investigación entre Greenpeace del Sudeste de Asia y la empresa IQAir, la polución del aire ha causado más de 160.000 muertes en las cinco ciudades más grandes del mundo durante el año 2020. Esto significa también un coste económico de más de 85.1 mil millones de dólares.

Conforme indica Greenpeace, la contaminación actuó de la siguiente manera en estas ciudades: en la ciudad de Delhi acabó con 54.000 personas y el costo económico se estima en 8.1 mil millones de dólares; en Ciudad de México con 15.000 y el costo fue de 8 mil millones; en Sao Paulo con 15.000 y 7 mil millones de dólares; en Shanghái con 39.000 y un coste de 19 mil millones; y en Tokio la polución acabó con 40.000 personas, costando un total de 43 mil millones de dólares.

Para calcular los fallecimientos y los costes económicos, Greenpeace y la empresa IQAir (que trabaja con tecnologías que mejoran la calidad del aire) se ayudaron de una base de datos de IQAir que mide la calidad del aire. A través de más de 80.000 sensores repartidos por todo el planeta pudieron recolectar toda esta información.

Una herramienta a la que puede acceder todo el mundo

Con el objetivo de conocer estos datos y de poder tomar medidas de cara a un futuro próximo, los dos socios han creado la herramienta Cost of Air Pollution. Se trata de un estimador de costo de la contaminación del aire en la que puedes calcular en tiempo real qué impacto tiene la polución en cada ciudad, tanto en los fallecimientos como en la economía.

muertes-en-madrid

La plataforma mide las partículas en suspensión llamadas PM2.5, que se consideran muy peligrosas y contaminantes para las personas. Se encuentran en el aire y pueden ser inhaladas y llegar hasta la sangre, provocando enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Una vez que se han calculado las partículas, se asocian con el número de habitantes de la ciudad, con los datos sanitarios y también con los modelos de riesgo científicos. De todo este conjunto se obtienen los datos estimados de los fallecimientos y de los costes que ha provocado la contaminación.

Una herramienta que espera concienciar a la población de lo importante que es cuidar el medio ambiente para salvar vidas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...