7 cosas que debes hacer antes de las 8 de la mañana para ser más feliz

Publicado 13 enero, 2021 por Elena
cosas-antes-8-manana
PUBLICIDAD

Sabemos que las 8 de la mañana, o antes, para muchos es una hora complicada porque queremos aprovechar al máximo esos cinco minutos más de remoloneo en la cama, y más ahora en invierno, que el frío no anima a salir de la cama.

Pero hay una serie de hábitos que podemos adoptar para empezar los días de la mejor forma posible, ya que tenemos muchas horas por delante cargadas de trabajo, estudio, interacciones sociales, etc. A continuación dejamos una lista con 7 cosas que estaría genial incluir en nuestras rutinas matutinas antes de comenzar con nuestras obligaciones del día.

No retrases la alarma

alarma

Lo más importante para cumplir este primer punto y no retrasar eternamente la alarma, es haber descansado bien durante la noche. Si tienes que madrugar mucho o te cuesta despertar, empieza a irte antes a dormir y establecer una rutina que indique es hora de acostarse, para que el cuerpo asocie esas señales con dormir. Por la mañana, no te quedes en la cama con el móvil, ya que pierdes tiempo y realmente no estás descansando.

Toma un vaso de agua y un buen desayuno

desayunar

Para ayudar a despertar al cuerpo, tenemos que hidratarlo después de todas las horas en la cama sin recibir agua. Un vaso de agua, además de hidratarnos, pone en marcha nuestro metabolismo. Una vez hemos espabilado a nuestro cuerpo, es hora de aportarle todos los nutrientes necesarios con un buen desayuno. Si eres de los que se toma un café con prisas, despierta un poco antes para tomarte tu tiempo en preparar y disfrutar de un buen desayuno. Evitar estar consultando mensajes, pues realmente te sentirás como si ya estuvieras trabajando.

Medita

meditar

A pesar de que esté actualmente de moda, los beneficios de la meditación se conocen desde hace décadas. En cualquier momento del día, pararnos y tomarnos un momento para estar con nosotros mismos y nuestras sensaciones, pensamientos y emociones, nos ayudará a disminuir la activación fisiológica y centrarnos. Especialmente al despertar, meditar nos ayuda a estar concentrados y relajados, viviendo en el presente para sacarle todo el provecho.

Haz ejercicio

correr

La recomendación general es ir al gimnasio siempre en el mismo horario, para tener así un hueco, más o menos fijo, reservado en la agenda para ello. A lo largo el día puede ser muy complicado encontrar el tiempo y las fuerzas para hacer ejercicio, por eso una muy buena opción es hacerlo antes de arrancar el día, cuando todavía no haya cosas que hacer ni sitios a los que ir. Además, el ejercicio es beneficioso para la concentración y la memoria.

Organiza el día

agenda

Si eres una persona que pasa todo el día sin parar, de un lado para otro, antes de comenzar tu rutina, coge la agenda y organiza bien todo lo que tienes que hacer ese día. Al despertar estamos de mejor humor y más relajados, y más si hemos meditado, desayunado y hecho ejercicio, y ese estado tanto físico como mental nos ayuda a pensar con mayor claridad para dejar bien claro cuál es nuestra organización para ese día.

Date un ducha fría

ducha

Parece impensable ducharse con agua fría, especialmente por la mañana temprano y en invierno, pero tomar esta decisión y dar el paso te ayudará a estar totalmente despejado durante todo el día, con la mente clara y lista para arrancar con la rutina. Si además has hecho ejercicio, te sentirás con mucha energía.

Recibe un poco de luz solar

luz solar

El sol es una señal que le indica a nuestro cuerpo que ya es hora de hacer cosas, por eso, exponernos al sol nada más despertar, nos ayudará a terminar de despejarnos y activar al cuerpo. Prueba a hacer la meditación o el ejercicio en algún sitio donde puedas recibir luz solar. Todos los beneficios de los que ya hemos hablado se multiplicarán.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...