En 2012, la calabaza más grande del mundo pulverizó todos los récords al superar la tonelada de peso, gracias a los excelsos cuidados de su agricultor. Sin embargo, para lograr cosechar este tipo de verduras gigantes, no basta con plantarlas y vigilar el riego, hay mucho más…

No hay gigantes sin semillas

Por mucho que te esmeres, la genética juega un rol primordial en este tipo de cultivo, por eso lo primero será encontrar semillas de variedades gigantes. 

Para conseguirlas, recurre a internet y localiza agricultores de verduras gigantes, ya que estos suelen vender e intercambiar las semillas de sus ganadores. 

Ideas para cultivar

Aquí tienes una recopilación de variedades gigantes muy interesantes. 

Repollo gigante del norte (también llamado repollo de Alaska)

Las coles maduras pueden pesar hasta 45 kilogramos, aunque la variedad Premium Late Flat Dutch produce coles más modestas de 4 a 7 kilos.

Zanahoria imperial japonesa

Son delgadas y sabrosas, pero puede alcanzar entre 25 y 60 centímetros de largo.

Pepino gigante Zepelín

Su fruto es gigante, pero resulta incomestible. Para obtener pepinos muy grandes pero sabrosos, es mejor cultivar pepinos armenios

Maíz de silo gigante

Los tallos alcanzan entre 4 y 6 metros de alto y maduran mazorcas de gran tamaño que puede usarse para alimentar ganado, ya que a nosotros no nos resulta agradable al paladar. 

Calabaza gigante del Atlántico Dill

Estas esferas gigantescas frecuentemente alcanzan las 500 libras. La carne anaranjada brillante produce riquísimas tartas.

Calabacín Marina di Chioggia

Es una calabaza verde oscura y de carne amarilla-anaranjada dulce, que puede pesar hasta 4,5 kilogramos de peso. 

Tomate Big Zac 

Minnie Saccaria creó este tomate musculoso, que da frutos de 1 a 2 kilogramos y son resistentes a las enfermedades.

Sandías de carne roja Black Diamond

Su carne roja y dulce, llena de semillas, puede crecer hasta alcanzar los 15-22 kilos de peso de media. Las más grandes hasta 36 kilos.

Girasol gigante ruso

El girasol gigante ruso alcanza hasta los 5 metros de altura y, sus flores, unos 60 centímetros de ancho.

Cuidados 

El cuidado de verduras gigantes se parece más a un deporte competitivo que al cultivo tradicional, ya que debemos permanecer continuamente alerta para asegurar su crecimiento.

Lo primero es estudiar con detenimiento las necesidades hídricas, climatológicas y de suelo para elegir la variedad que mejor se adapte a nuestra zona. El clima juega un papel importantísimo, algunas de las variedades más gigantes se cultivan en Alaska, donde los días de verano son casi interminables. 

Después, deberás preparar el suelo y asegurar las necesidades de agua y fertilizante de la planta. No olvidar cuidar el espacio, ya que si no difícilmente podrán crecer hasta su máximo. 

Y, lo más importante…

¡Diviértete! De nada sirve cultivar y competir en los concursos si no te diviertes con ello. Además, esta actividad puede ser una gran oportunidad para ocupar tu tiempo libre y estrechar lazos familiares; y es que a los niños les encanta.


Publicado en Verde
Fuentes consultadas:
http://www.dailymail.co.uk/news/article-3819811/It-s-bit-squash-Pensioner-67-grows-giant-vegetables-bigger-grandchildren-feed-enormous-family.html
https://es.bayeradvanced.com/articulos/como-cultivar-vegetales-y-plantas-gigantes